Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

9.10.08

EPIC BATTLE, chapter II (Así se escribe la historia)

Continuando con el relato de la Épica Batalla a la cual he denominado ¨Gloria en La Molina¨ (así figurará en los libros de Pablo Macera), quería retomar reincidiendo en lo difusa y oscura que fue la noción de realidad versus sueño de dicho acontecimiento.
Mencioné la aparición de stigmas cutáneos cuando desperté, eso creo fue la membrana que unió la realidad con la actividad neuronal aislada durante el sueño. Pero ambas no son reales? bueno, ese es tema de otro post...
Al verse derrotados en el campo de batalla, algún desadaptado guerrero del bando contrario , sin respetar las reglas de batalla implícitas, algo así como el código de Ginebra, arremetió cobardemente por la espalda de un general nuestro cuando ya nos encontrábamos festejando la victoria. Esto generó una reacción en cadena, reiniciando una agresiva arremetida, no pactada, contra nosotros.
Como mencioné anteriormente, mis recuerdos son brumosos, pero recuerdo ver a varias heroes cayendo en el campo siendo atacados por hordadas masivas de hienas, que se habian sumado al batallón enemigo en la agresión.
Estas hienas, sabíamos ya, eran pobladores habituales y aliados de nuestro enemigo, y el ambiente se sentía como una cuerda de violín, tensa hasta el extremo, casi a punto de romperse.
Estos carroñeros (las hienas) estaban salivando atentos a cualquier gota de sangre para atacar. Y eso fue lo que sucedió.
Ahora no solo eramos un combatiente menos, sino , calculo y sin exagerar eramos 40 menos. Y lo que es peor, la organización y disciplina mostrada durante la parte ¨formal¨ de la batalla se había perdido y el pánico se apoderó de mis fieros guerreros. Era entendible, la superioridad numérica era abrumadora pero la humillación clavada en los corazones de los del frente (incluidas las hienas) como dagas oxidadas, generó una decadencia y una furia irrefrenable contra nosotros.

En la guerra no hay reglas me decía un compañero de gloria, cosa que compartía, hasta que me vi envuelto en esta masacre indiscriminada y abusiva.

Esta lucha extemporánea se extendió , calculo no mas de 10 minutos, donde uno luchaba ya no como batallón sino cada uno por su propia vida. Y se lucho con igual integridad, fiereza y heroísmo que en el inicio, y aún así, como era obvio tuvimos muchos caídos, héroes de la causa y futuros nombres de avenidas y plazas.

En resumen lo que pude observar y vivir fue: Ataques en el suelo, por la espalda, hienas carroñeras persiguiendo en manadas, devorando inocentes, cobardía extrema. Pero la imagen que quedó grabada en mis retinas es la de mi batallón luchando por la gloria con heroísmo y coraje.
No se como se detuvo la masacre, ni quien la detuvo, pero tras contar las bajas generadas en uno y en otro bando, noté que en proporción volvimos a vencer. VICTORIA!! gritábamos mientras juntabamos los cuerpos y miembros cercenados de nuestros héroes.
Ya retirándonos del campo de la cobardía hacia nuestro terruño, la población enemiga se acerco a darnos agua y ofrecernos alimento mientras en mis tímpanos retumbaban los aplausos de algunos enemigos consientes de la valentía desplegada por mis hombres.
Levantamos la frente, rechazamos dignamente los ofrecimientos que tan solo intentaban paliar la vergüenza que sentían, y nos fuimos con honor, golpeados, heridos, con muertos, pero con honor.

Este es un homenaje para los Héroes de la Batalla de La Molina (GLORIA EN LA MOLINA). A continuación los nombres de los heroes:
Andreus El Grande, Jaimus Maximus, Pepitus pepitex, Salus Medicus, Bernardus Velox, Chorus quimbus, Jonatiux Rapidus, Alexandros Valoris, Moisex Gomex, Chunchos Munix. Bajo el comando del Comandante Robi Arcilius. GLORIA PARA TODOS ELLOS.


Nota: Me volvió a llamar el señor Stanley Kubrick (esta vez 4:48am hora local) y he aceptado su ofrecimiento con la sola condición que la pelicula se llame ¨Gloria en la Molina¨ y que mi papel lo haga El Puma Carranza. Aceptó sin chistar.
Mayor gloria a los heroes, ahora no solo en libros de historia (de Pablo Macera) sino también en la pantalla grande.
Alguna duda quién ganó???

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Loas a los vencedores, el honor y la gloria os pertenecen. No hagáis caso a voces insensatas. Ruego interponer vuestros oficios para que mi calle lleve el nombre de uno de vuestros héroes: Chorus quimbus, hay muchos que quieren emularlo, especialmente por lo de "Chorus".

Más, he de decir que dichos estigmas más parecen huellas de otro tipo de contiendas, ya me entendéis...pero no, no quiero mancillar honores. Tenéis asegurado un lugar en la historia.

Abrazo,
Triana

Denise dijo...

jaja que buena!!
Que tal batalla debio ser, lugar merecido en los libros de Pablo Macera jajaja

Y concuerdo con Triana que esas marcas parecen mas producto de otro tipo de actividad, pero si tu lo dices...
Y tambien quiero uno de esos nombres para mi calle, como se hace??

Muy buen post como siempre Tunche

besos

Anónimo dijo...

Sin duda ustedes ganarón, pero me encantría saber cuales son oos bandos implicados.
Pero no creo q lo reveles , o si??

saludos desde Tacna
muy buena la secuela

Gregorius dijo...

Ayer vi la pelicula 300. Ahora entiendo de donde se inspiraron para hacer esa pelicula.

El Tunche dijo...

Triana: Gracias por reconocer nuestro lugar en la historia, y Hcorus quimbus me parece una eleccion muy buena.

Denise: Juro por zeus que son marcas de guerra animal y no de animal en guerra.

Amigo de Tacna: No son relevantes los bandos, pero te enteraras si revisas la edicion 2009 del libro de Histora universal del historiador citado

Gregorius: Se copiaron ellos

Anónimo dijo...

Con lo cual, los medio caídos (léase heridos), dirán: ..."a la Molina no voy más, porque echan azotes sin cesar"...la,la,la,la,la....

Saludos.

loco de la guerra dijo...

ganó el que aprendió

aprendieron algo?

El Minotauro dijo...

Interesante vision loco de la guerra. Por lo cual supongo que es doble victoria. De todos modos creo que parte del aprendizaje es no volver a la boca del lobo. No jugar con fuego. No caminar sobre vidrio. No hacerle ojitos a los Noles. Peace and Love!!!

El Tunche dijo...

Loco de la guerra:
No ganó el que aprendió, GANAMOS NOSOTROS!! GLORIA A LOS HEROES.
saludos

Anónimo dijo...

jaja apoyo al tunche, despues de leer lo narrado que duda cabe...

y tambien apoyo los comentarios que dicen q esas marcas no son de esa batalla mmmmmmmmm

saludos desde el Misti

El Tunche dijo...

Solo queríamos agradecer a la gente que poco a poco se esta haciendo hincha de la peluca y nos lee con frecuencia; Saludos a la gente de Lima, Tacna, Arequipa, Piura, Ica, Junin, Cuzco, Santiago de Chile,Puntarenas, La Patagonia, Buenos Aires, Cordova,Rosario, Montevideo, Curitibia,Sao Paolo, Bogota, Medellin, Caracas, Panama, Guayaquil, Guatemala, Puerto Rico, Mexico(mucha gente en Mexico gracias), EEUU,Israel Y España. Si nos olvidamos algun paraje, dsiculpanos, pero te agradecemos también.

De nuevo gracias por participar en lapeluca y se viene una secuencia de posts polémicos.


EL TUNCHE Y EL MINOTAURO

Joe LeDec dijo...

You forgot Turks & Caicos dude!!!

El Tunche dijo...

So sorry Joe...
Thanks to all the Turks and Caycos people, and specially to you!!

Luciano dijo...

En la Edad Media esas marcas hubieran sido estigmas y tu ahora serías San Tunche, patrono de los afligidos.

El Tunche dijo...

Stigmata...
Habrian estuatus mias y la gente me pediria cosas, y yo no cumpliria ninguna peticion, solo quiero que me adoren

Anónimo dijo...

OJO... fue obviada la salvaguarda presentada durante la retirada por Yoyux Bancus Suspendidius, quién con poderosas cuerdas vocales y úvula descontralada, logró la dispersión de las feroces hienas.
Me parece que merece un lugar en los anales de historia (léase libros de Pablo Macera)... como un pie de página talvez no? para que tenga sabor a mito... jajajajaja

Nemesio dijo...

anonimo, me parece que has logrado adoptar el citrico estilo del Tunche. Se podra reproducir la salvaguarda? me dacuriosidad.

El Tunche dijo...

Tienes razon, obvie en la narración la fundamental, heroica y digna de un adalid, actuacion del Yoyus suspendidius . Nunca olvidare la forma como felinamente se enterro cual topo, desapareciendo del campo de batalla cual superheroe.
Tu lugar en la historia esta asegurado, junto a Judas, Claudio Pizarro, Chiqito Flores, Vladimiro y Pinochet.

jajaja

Anónimo dijo...

tunche si quieres yo te emparejo el otro lado ;)

pau dijo...

Deseosa estaba de poder leer la segunda parte, y de disponer de algún dispositivo con internet para hacerlo..,.
La cobardía nos enseñará a amar los abismos y pàrecerá que hemos muerto como valientes;)

Una buena liberación de hystamina, verdad?

Un saludoo!

Lila dijo...

Tunche yo feliz te curo esas heridas...con lo rico que estas!!!!


Avisame cuando pases por Trujillo
;)