Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

10.11.11

Buenos Aires querido

Hace algo más de una semanita retorné de la querida Buenos Aires. El motivo: un amigo -cuasi hermano- ataba el nudo con una linda piba porteña (de las buenas).
Que mas podía pedir... maleta en mano, con mi pequeña al lado, mis demás compinches en las mismas, cayendo de diversas partes del globo. Todos con la misma intención de tomarse todo lo que se pudiera encontrar en la ciudad (menos el Fernet... que fea huevada esa vaina). En fin. Solo quería retomar los posts en lapeluca después de tiempo solo como homenaje a esos días increíbles que pasamos todos, y un beso especial a los novios -ahora esposos- Jonhy y Kat. Ya saben como los queremos y lo seguros que estamos que hacen una pareja de rechupete!

Como diría el cavernicola del chorizo : Que haya próximo!

21.9.11

El mar da

Hace 2 días terminó Mistura y con ello, la euforia y la algarabía que año tras año viene generando el evento se van difuminando (hasta su próxima edición evidentemente). Esta vez la feria fue especial, porque participaron algunos de los cocineros más influyentes del mundo, entre ellos el archiconocido Ferrán Adrià (más allá de su fama, el que conoce su trayectoria, sabe que todo reconocimiento es poco). El cocinero catalán abrió su ponencia con una frase: “Queremos definir cuál debe ser la actitud del cocinero ante la sociedad”. Esto dentro del marco de la reunión del concejo asesor del BCC con el objetivo de redactar un documento al que finalmente llamaron “Carta abierta a los cocineros del mañana” (en realidad para eso vinieron, esa era su chamba). Gracias al cabildeo de Gastón esta reunión se enmarcó dentro de la 3era edición de Mistura, dándole así una vitrina mundial a la Feria, ya que la noticia rebotó por los principales rotativos españoles y también en algunos medios gringos, italianos, franceses, entre otros.

Todo muy lindo, muy bacán, pero no pude evitar pensar que nos enfrentamos nuevamente a la misma cantaleta de siempre. Un evento aislado, promovido por entidades privadas, que no es más que un oasis en este país lleno de contradicciones y sin brújula. Un presidente que graciosamente se apunta con un baño de popularidad para inaugurar la feria, pero que no tiene la más remota idea de cómo conducir este país. Creo que antes de pensar en remozar más estadios nacionales o imponer más metropolitanos o realizar más sesiones del pleno del congreso en la punta del cerro, se deben sentar y reflexionar sobre la frase que nos propone Ferrán. “Cuál debe ser la actitud del CIUDADANO ante la sociedad peruana”. Y la primera tarea es sin duda definir a este ciudadano, o en todo caso fundar al ciudadano. Mientras todos no tengamos claro eso, pasarán 500 Misturas, y nada habrá cambiado. Debemos comenzar a engranar este binomio Gobierno/Ciudadanos que es la única manera de generar un cambio que saque de la miseria a este país tan rico y con tanto potencial. Este post se cae de pesado por tantos lugares comunes y clichés, pero igual creo que llevan un sólido sentimiento de ganas de cambiar algo. Me embarga la angustia cuando me enfrento al monstruo que significa cambiar un país, cambiar una sociedad, pero luego llega la calma cuando escucho a un Jodorowsky diciendo que lo importante no es cambiar sino comenzar a cambiar. Además no pretender cambiar al resto sino cambiar uno.

Es justo en este momento cuando me encuentro con un video maravilloso, realizado por algunas personas con las que estoy seguro compartimos las mismas inquietudes. Además el video se ubica en un universo en particular y muy especial para mí: El Mar. Tal vez esté allí la respuesta. Tan vasto, tan presente, tan rico, tan sabio y a su vez tan maltratado. Dejemos de darle la espalda al mar y veremos cómo encontramos en él muchas de las respuestas que estamos buscando. Puede ser un interesante punto de partida para fundarnos como ciudadanos y comenzar a cambiar. Y no se olviden que…… en el mar, la vida es más sabrosa!


20.8.11

Carta a Niko

Niko,
 Una boca cuando habla, normalmente solo se representa a sí misma. Pero hoy, estoy más que seguro que esta, mi voz, representa el sentir de todas esas caras que recien vislumbras borrosas alrededor tuyo. Te hablo por mi y por ellos, otorgándome descaradamente esa atribución. Y es que así de seguro estoy de que lo que te quiero contar es tan cierto como ese brillo que aún no te deja abrir bien los ojos. Seré breve porque falta poquísimo tiempo para que te dés cuenta por tí mismo. Qué suerte que tienes Niko...
Y aquí el porque: ese loco de voz estruendosa que oyes día y noche, y que pronto sera el 50% de tu vocabulario no es un tipo común y corriente. Si existiera alguien capaz de calificar personas en base a la bondad, ese flaquito que te carga nerviosamente y que te cambia los paniales con algo de torpeza, estaría en el primer lugar. Aprenderás que a veces las palabras solo estorban para describir personas así. En esta créeme Niko, que sé de lo que hablo.
 Pero tu suerte no se ha reservado nada ya que eres producto directo de un ángel. Esa mujer que corre a ti cada vez que tienes hambre o frio, es un ser que - a veces sospecho- vino al mundo para hacer feliz a los demás. Pero esto hasta que llegaste tú; ahora toda esa dulzura y amor es solo para ti, y siempre lo será.
Te lo repito Niko, que suerte que tienes...

22.7.11

Patriota por decreto

Cada vez me convenzo más de lo gracioso que es mi país (claro, puedes elegir amargarte y hacer bilis pero prefiero la risa). Ahora resulta que soy más patriota porque me obligan a poner una bandera peruana en la puerta de mi casa durante las fiestas patrias (sin escudo, porque esas banderas se las dejamos a las instituciones gubernamentales que por supuesto son mucho más patriotas que nosotros). Si no cumples con tu deber “cívico” te ponemos unas multaza, así mejor que seas patriota porque si no viene el cuco y te come. Todo acá se maneja de esa manera, cuando queremos ciudadanos, penalizamos el bolsillo y a cocachos aprenderán. Lo más triste de todo es que ni así, porque veremos “linda” la ciudad, embanderada por un par de semanas entre julio y agosto, pero el resto año, bien gracias, podemos ser los peruanos más cochinos, irrespetuosos, individualistas y achorados, pero que patriotas que somos. Claro, es más fácil poner una multa que incentivar el patriotismo como se debe, y además nos zurramos en todos los peruanos (que nacieron en este pedazo de tierra llamado Perú) que ejerciendo su libertad no les da la puta gana de ser “patriotas”, igual hay que respetarlos. Nadie me puede obligar a sentirme orgulloso de algo, esa es una decisión personal. El patriotismo más extremo seria aquel que pone la patria y sus intereses por sobre los individuales, pero acá se mide más bien por cuantas escarapelas me pongo en el pecho. Acá el patriota es el canta el himno más alto, no importa que no pagues tus impuestos o le faltes el respeto a un sereno. El patriotismo no se construye en base a símbolos sino al revés, son las actitudes que demuestran mi amor por la tierra que me vio nacer y luego se utilizan los símbolos para poder enorgullecerse de esa actitud que nos hace grandes primero como personas, luego como ciudadanos peruanos, y si nos ponemos exquisitos como ciudadanos del mundo.

Soy patriota porque amo a mi patria.

Soy patriota porque pago mis impuestos, a pesar que la SUNAT me trata como si fuera un delincuente y además estoy convencido que un gran porcentaje de ellos se los “llevan” los políticos, llámese congresistas, entre otros.

Soy patriota porque no coimeo al tombo y hago que me ponga mi multa, a pesar que preferiría que esos soles vayan a la panza del policía corrupto, que a pesar de ello arriesga su vida por un mísero sueldo y pertenece a una institución que día a día no hace más que robarle su dignidad, y no se los embolsique alguien en la municipalidad de lima.

Soy patriota porque no tiro desperdicios a la calle y cuando veo a alguien haciéndolo trato de explicarle que la calle es una extensión de nuestro hogar y deberíamos cuidarlas de la misma manera (tal vez hay gente que se come una mandarina y tira la cascara en el piso de su sala y espera que venga el barrendero con su hoja de palma a recogerla). Tampoco hago pichi en la calle.

Soy patriota porque cantaba el somos libres todos los lunes por la mañana en mi época escolar, hoy debo serlo menos porque no me he aprendido el nuevo himno, solo sé que mencionan a Jacob. (¿No sabías que cambiaron el himno? Claro, el de toda la vida no era lo suficientemente patriota).

Soy patriota porque voy al corso de Wong pero hago mis compras en Plaza Vea, claro, ser patriota es ser antichileno por antonomasia.

Soy patriota porque tengo mi camiseta de Perú Walon, la del Chorri!

Soy patriota porque me gustan los valsecitos criollos, el negroide y el alcatraz, los huaynos y las polcas y toco cajón.

Soy patriota porque conozco machu pichu

Soy patriota porque conozco el centro de lima más allá de los límites de la plaza de armas.

Soy patriota porque me han choreado más de una vez.

Soy patriota porque como arroz con leche con mazamorra y leche condensada. Me gusta el ceviche con arroz, el chifa y los tallarines verdes.

Soy patriota porque celebro el día de la canción criolla en vez de jalowey.

Soy patriota porque siempre voto a ganador y por el mal menor.

Soy patriota porque estoy entusiasmado con la reinauguración del Estadio Nacional, a pesar de que no me invitaron a la fiesta. Me hubiera gustado poder ir a elevar algunos canticos para desinflar el ego de nuestro 2 veces votado presidente.

Soy patriota porque confió en la justicia y en nuestro honesto y eficiente poder judicial (bue, ser patriota también te puede volver un poco huevón).

Soy patriota porque me creí el cuento de que el Perú avanza, me entusiasmé con los años de crecimiento sostenido, pensando con eso bastaba para salir de la pobreza y el subdesarrollo.

Y tu peluca, porque eres patriota?

No te olvides de poner tu bandera porque si no ya sabes dónde va a ir a parar toda tu grati!

VIVA EL PERÚ! (con voz de instructor escolar de educación cívica)


11.7.11

Julio Ramón y yo

Este post es un homenaje a la universalidad de las ideas,  la lección de humildad más grande que uno puede experimentar. La contradictoria sensación de que somos únicos pero a la vez no. Esta experiencia se me presentó una vez más, pero de una manera especial para mí por un par de motivos; fue releyendo un libro con especial valor sentimental para mí, de mi escritor peruano más querido. Reconocer nuestras propias ideas en cabezas ajenas tiene una fuerza perturbadora o en este caso gratificante, por la significancia personal del hombre en cuestión.


Prosa apátrida #92

Uno de mis defectos principales es la dispersión, la imposibilidad de concentrar duraderamente mi interés, mi inteligencia y mis energías en algo determinado. Las fronteras entre el objeto de mi actividad del momento y lo que me rodea son demasiado elásticas y por ellas se filtran llamados, tentaciones, que me desplazan de una tarea a otra. Durante varios días estuve leyendo diarios íntimos femeninos, creyendo que por este camino iba a llegar a algún lugar, pero de pronto me desvié hacia los memorialistas franceses del siglo XVIII y esto también lo deje para precipitarme sobre los OVNIS, tema que creía haber agotado hace semanas, pero que al azar de una lectura de periódico, regresa a mi y me sumerge en lecturas agobiantes, que seguramente abandonare en cualquier momento por la historia antigua, la alquimia o la antropología. Victima soy, me doy cuenta, de la facilidad que existe ahora para informarse: libros de bolsillo, revistas de divulgación, manuales al alcance de todos, nos dan la impresión falaz de ser los hombres de un nuevo Renacimiento, Erasmos enanos, capaces de enterarse de todo en obras de pacotilla, compradas a precio de supermercado. Error que es necesario enmendar, pues hace tiempo sé, pero siempre lo olvido, que la información no tiene ningún sentido si no esta gobernada por la formación.

Prosas apátridas – Julio Ramón Ribeyro

24.6.11

la inmensidad de 1 gol

Una ternura que conmueve. Un mensaje que empodera. Simpático "reportaje" catalán. No hay más que decir. Véanlo!


9.6.11

Reflexología

Con gente odiándome, con algunos indignados y no menos desilusionados, se dio por finalizada la temporada electoral –gracias a Baal- en este su estupiBlog.  Antes de envainar de nuevo el sable y retomar el paseo a la sandez e intrascendencia de mis posts habituales, iniciaré una serie Mythbuster en la que espero ir desentrañando ciertos mitos, evidencia en mano, de diversos temas de la llamada ¨Medicina Alternativa¨.
La primera entrega es con respecto a la REFLEXOLOGÍA.

¿Qué postula esta pseudociencia?
La reflexología se refiere al masaje de ciertas áreas de los pies, y a veces de la manos, con el fin de ¨sanar¨ o ¨mejorar¨ la salud en otras áreas del cuerpo. La propuso por primera vez un tal William H. Fitzgerald en 1913 y fue luego estandarizado a la llamada Reflexología de los pies por Eunice D. Ingham (¨milenario método de sanación¨ como que es algo exagerado ¿no?). La práctica afirma que reduce el estrés y libera la tensión  en áreas especificas del cuerpo que corresponden a zonas especificas de los pies y las manos. Algunos ¨terapeutas¨ también afirman que pueden predecir futuros problemas en órganos o sistemas que al momento se encuentran sanos.
La Reflexología es una de las muchas prácticas de la medicina alternativa que sugiere que una parte del cuerpo contiene un mapa del ser humano y que el ¨terapeuta¨ puede interactuar con ese entramado para afectar diversas partes del cuerpo. Tanto la reflexología, la acupuntura, iridología y la frenología  , actúan bajo ese mismo fundamento asumido.

Evidencia
El principio en que se basa esta  práctica no tiene base alguna en la fisiología moderna; no se conocen conexiones desde el pie al resto del cuerpo que puedan afectar los diferentes órganos. Los nervios que se encuentran en el pie solo viajan al área motora y al área sensorial del cerebro, que afecta directamente al pie y no a otro sistema de órganos. La energía o toxinas que los reflexólogos postulan que liberan con sus masajes nunca se han detectado o evidenciado de algún modo.  Las afirmaciones de los beneficios terapéuticos hechas por los reflexólogos no pueden ser explicados por ninguno de los reflejos conocidos en la ciencia moderna.
Los que creen en esto han perdido los tres primeros dedos de cada pie 

Dos revisiones sistematizadas de todos los ensayos clínicos (es decir, el mejor método para confirmar o descartar alguna teoría científica) de reflexología concluyeron que no existe evidencia que está práctica sea mejor que un masaje de pies común y corriente, y que no es superior a un placebo en  ninguna de la afirmaciones que fueron testeadas. Las referencias bibliográficas al final del post.

Conclusiones
 La reflexología se siente rico , lo cual es exactamente lo mismo que afirmar que un masaje de pies se siente rico.  La afirmación que desbloquea flujos de energía o que libera toxinas no tiene absolutamente ninguna evidencia en la fisiología moderna o la bioquímica. Esta práctica aún permanece estacionada en un mundo pre-científico donde la evidencia es secundaria y el ¨wishful thinking¨ es lo que domina.
Si tu reflexologo te hace buenos masajes de pies y vale lo que cobra bien ganado tiene tu billete, pero si crees que te va a curar de algún mal o te afirma que está curándote de un mal futuro… mejor regala esa plata a un asilo o a un orfanato en vez de regalarla al charlatán.


Fuentes para los incrédulos:
Wang MY, Tsai PS, Lee PH, Chang WY, Yang CM. The efficacy of reflexology: systematic review. J Adv Nurs. 2008 Jun;62(5):512-20.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18489444 Accessed Nov 1 2010.
E. Earnst. Is reflexology an effective intervention? A systematic review of randomised controlled trials. Med J Aust. 2009 Sep 7;191(5):263-6.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19740047 Accessed Nov 1 2010
http://www.quackwatch.org/01QuackeryRelatedTopics/reflex.html
http://www.skepdic.com/reflex.html
http://www.ncahf.org/articles/o-r/reflexology.html
Klenerman, Leslie, Wood, Bernard A. , Griffon , Nicole L. The human foot: a companion to clinical studies. Birkhäuser, 2005


26.5.11

Boleta no más

El fin de semana pasado estuve almorzando en un conocido restaurante en el distrito de Ate Vitarte. Allí nos atendió una joven señorita muy amable. Cuando nos trajo la cuenta, y mientras esperaba a que cada uno saque de su billetera sus chivilines, alguien le hizo la pregunta de rigor que se hace por estas fechas: “¿Por quién vas a votar?”. A lo que la chica contestó con firmeza y sin chistar: “Por Keiko”. Por algún motivo que desconozco se hizo un silencio, pero inmediatamente alguien lo rompió diciendo: “Ah, nosotros vamos a votar por Humala” (afirmación efímera carente de escrutinio). La moza se fue con la cuenta en mano y cuando regresó con el vuelto nos increpó muy respetuosa aunque frontalmente: “¿Uds. lo conocen?” – nos miramos desconcertados – “¿Uds. conocen a Humala personalmente?” – volvió a increpar – “pues yo sí. Yo lo he atendido hace unos meses (antes de la 1era vuelta), se sentó con toda su gente en esa mesa de allá (señalándonos el lugar exacto con el porta cuentas), y puedo decirles que ha sido el peor cliente que he atendido en toda mi vida. Un prepotente. Nos trató peor que a esclavos. Nos gritaba por nada. Nos tiró 2 soles en la mesa y nos dijo, repártanse, y eso que habíamos sido 5 los que lo habíamos atendido. Y al final sacó sus tapers los empezó a llenar con comida para llevarse a su casa. En serio el peor cliente de mi vida. Yo no puedo votar por una persona así, que estoy segura que así es como va a tratar al país si sale presidente”.

Me queda claro que la opinión de esta joven importa poco o nada en la decisión para elegir a un presidente (frente a otras denuncias, afirmaciones o hechos comprobados esta es una anécdota más inofensiva que una hormiga en el cuello de un elefante), sin embargo es un testimonio de 1era fuente, bastante creíble (le creo más a la moza que a cualquiera de los 2 candidatos) que lo pinta de cuerpo entero al comandante Humala y del cual no es descabellado hacer la misma inferencia que nos propone la joven de cómo actuaría él de llegar a la presidencia (igual dicen que a los peruanos nos gusta que nos traten así, con mano dura, sarna con gusto no pica).

Esto no me lo contaron los noticieros, no fue una cadena de facebook sobre un episodio similar en un avión de LAN, no lo leí en el Comercio ni lo vi en canal N y tampoco me lo conto Alditus. Este episodio lo viví, de 1era fuente, y me ha terminado de ayudar en decidir mi voto. Pero no se asusten, porque tampoco pienso votar por el fujimorismo (seamos claros de una vez, Keiko es tan sólo la fachada de AF y de toda la mafia que nos gobernó en los noventas y nos gobernará si ella sale elegida, prácticamente estamos eligiendo a la primera dama).

Pero cómo, si no vas a votar por El Comandante Humala y tampoco vas a votar por El Reo Fujimori, ¿Por quién vas a votar? No he decidido aun si voy a ir a votar. Si voto, no he decidido aun si voy a escribir “váyanse a la concha de su madre” o “muéranse todos los políticos” (está claro que los cachos a Humala y la chivita a Keiko van de cajón). Pero si no votas (o votas viciado) después con que conciencia vas a exigirle al presidente “yo voté por ti, respeta mis derechos” (¿alguna puta vez han ido a exigirle algo a las autoridades electas?). No puedes votar viciado, tienes que decidirte por alguno de los dos, igual uno de ellos va a salir elegido. Es el momento de tomar partido, aunque no nos guste. CACADETORO!

Yo voto por la dignidad y contra la clase política. Es un voto de protesta. Acepto que vivo en un país cuyas cualidades nos han puesto en esta situación, pero me dan arcadas sólo de pensar que uno de esos dos esperpentos será por los próximos 5 años el presidente de Perú – Perú (en Nebraska los gringos van a seguir más tranquilos que mojón en wáter malogrado). Denme el voto voluntario de una buena vez. Dejaré que las mayorías decidan el destino del país como ha sido siempre y prometo que no le pasaré la factura a nadie de mi concienzuda decisión. ¡Mozo…. La cuenta…. Boleta no más!


17.5.11

Recuerdo de mi futuro


Despierto temprano cuando todavía está oscuro. Me levanto de la cama cuidando de no despertar a mi esposa. Siento una rigidez tremenda  en las articulaciones está mañana, sobre todo en las manos. Cada día me cuesta más este proceso  -antes mecánico e intrascendente, hoy premeditado y fastidioso-. Creo que solo dormí cuatro horas. Me pongo mis guantes de lana y una chalina sobre mi pijama de polar. Camino el largo pasillo que me lleva a las escaleras, no sin antes ojear –como cada mañana- el mosaico de fotos en la pared; veo a mis hijos y a mis nietos, desde hace tres meses ya son nueve, veo las fotos de mis padres y mis hermanos. Ya llegando al primer escalón pienso que ese trayecto es casi siempre la mejor parte de mi día. Bajo un peldaño a la vez, concentrado en cada centímetro de madera -ya aprendí la lección luego de mi última caída-, en ese momento no existe nada más en el mundo que esos peldaños restantes. Recorro lo poco que me separa de la sala y me siento en mi trajinado sofá para leer los últimos capítulos del manuscrito de la tercera novela de mi hija menor. Me gusta. Es un policial de hadas. Pienso que de mi definitivamente solo heredó la boca y las cejas. Amanece y abro las cortinas. La misma garúa corrosiva que tanto me gusta se trasluce por el vidrio. Desayunó sin ganas y subo para una ducha. Me veo al espejo y no me reconozco; la piel está gastada, como cuero sin curtir. Esa arruga no la tenía ayer, o eso creo. El poco pelo que corona mi cabeza se olvidó de su intenso color para convertirse en un lanugo blanquecino. Mis orejas nunca fueron tan grandes-me digo-, la nariz si, pero no se asomaba una especie de cepillo por sus orificios. Me miro a los ojos, y me encuentro. Detrás del exceso de piel y de esos párpados caídos me veo; veo a la persona joven que alguna vez fui, con las ganas y sus miedos. Todas mis mañanas empiezan con resignación ante lo inevitable, sabiendo que el cuerpo se me va desgastando cada día, pero en ese momento de cada mañana en que me miro al espejo y me encuentro, me lleno de calma y sé que todo está bien.

11.5.11

Kolluntura

El Tunche me dice: - “Oe Mino, coyuntura, coyuntura”. Lo miro, y sin hablar, le pregunto de qué me habla. - “Un tema de coyuntura, no sabes cómo levanta la audiencia de la peluca, con mis últimos posts políticos la gente se ha calentado”. Tal vez estoy cometiendo una infidencia y espero no altere nuestra audiencia, pero el comentario del Tunche se quedó dando vueltas en mi cabeza. Para empezar, hace un mes (desde el 11 de abril) que no leo periódicos ni veo noticieros ni escucho RPP ni Radio Capital. Si paso por un kiosco me tapo un ojo y sólo leo las portadas de los periódicos deportivos. De que coyuntura puedo escribir, si no estoy informado de nada. Por otro lado, que atractivo tiene esto de tertuliar sobre los temas que están sobre el tapete, porqué moviliza tanto a las personas? No tengo una respuesta, pero por supuesto la gente que entiende de moda y probablemente los de Apple tengan muy claro este fenómeno.

Yo prefiero pensar en un mundo más personalizado, creando mi propio microcosmos y en cierta forma aislándome conscientemente. Siendo selectivo con la información que quiero obtener, con las personas que me quiero rodear (no puedes evitar que la gente te comience a hablar de política) y de mis propios intereses. Sin pensarlo mucho, el último mes ha sido para mí un buen experimento, me he sentido en algunas ocasiones un granjero de Peru Nebraska, desconectado del mundo en común, escuchando noticias con semanas de atraso, algunas que ya lo dejaron de ser y otras q por supuesto lo siguen siendo. Pero por otra parte me he sentido muy bien, más relajado, menos angustiado y más conectado conmigo mismo y con mi propia realidad. Cuando me dicen: -“Pero tienes que estar informado, tienes que saber qué pasa en el mundo, tienes que conectarte con la realidad”-, yo me pregunto: - ¿Qué realidad? La realidad que los demás quieren que yo tenga, el miedo, la angustia, la incertidumbre, la alegría por la muerte de un maldito, la emoción por la boda de una inglesa, la incertidumbre por un pobre muchacho desaparecido. ¿Esa es la realidad que yo quiero? Yo quiero tener mi propia realidad. Ser el director de mi propio noticiero. Ya lo he parafraseado a Borges anteriormente cuando sostiene que sus relatos son un reflejo de la realidad, o mejor dicho de su realidad, que finalmente es lo mismo.

No puedo negar que me pica el ojo para leer las portadas de todos los periódicos, o que de veces en cuando lo leo al periodista más odiado del medio (y no me refiero a Hildebrandt) o que gorreé un rato la sección Luces del domingo. Pero en todo caso estoy haciendo una selección bastante personal y no me estoy atragantando con las hordas mediáticas en el desayuno.

Los medios están controlados por grupos de interés que quieren que nos enteremos de lo que a ellos les conviene que nos enteremos, o generarnos las emociones que ellos necesitan para que actuemos en masa como hormigas en función de sus intereses supremos.

Yo no sé si esto sea un tema de coyuntura, y tal vez baje la audiencia de la peluca, pero en todo caso, esté es mi coyuntura.

“Como siempre lo urgente no deja tiempo para lo importante”- Gracias Mafalda por regalarme una de las frases más geniales de la historia.


6.5.11

Keiko ni muerto



¿ Alguien puede exigirme que vote por esto?


Como ya escribí anteriormente, no votaré por ninguno de los candidatos en cuestión. Pero algo bastante peculiar ha sucedido luego que dejé clara mi posición. He recibido decenas de mails, mensajes en facebook, llamadas telefónicas y referencias de terceros. La mayoría de ellos tenían un tinte de indignación. ¡¿Como es posible que no votes por Fujimori?! Otros eran más bien una especie llamado a la (mi) conciencia con aires de estar haciéndome un favor al ¨explicarme¨ que pasaría si gana Humala. Y los demás son insultos, calificativos y hasta una que otra amenaza.
Todo esto me hizo pensar dos cosas:
1) Me quedé gratamente impresionado de la llegada de esta su humilde tribuna (mes a mes aumentan las visitas).
2) Termine de convencerme que la ¨elite¨ limeña en promedio ha leído dos libros (LosCachorros/Los jefes de VLL y Paula de Isabel Allende). Me aventuraría a decir que es la élite  menos ilustrada y más inculta de Sudamerica.

Para que de una vez  termine este intento de ¨evangelización¨ que quieren hacer conmigo -esto es, que vote por la hija del dictador- voy a transcribir una columna de César Hildebrandt publicada hoy en su semanario Hildebrandt en sus trece. Allí expone exactamente el porque yo , y calculo que mucha gente más, se niega a votar por Fujimori bajo ninguna circunstancia.
Si eres fujimorista recomiendo que bajes tus revoluciones y lo leas (dale es menos de una página), tal vez llegues a entender que todos esos intelectuales creídos, o esos pelotudos ¨principistas¨ (como les llama el gurú aldito), ó esos cholos brutos, que no votaremos por Fujimori, tenemos algo que puede que para ti no sea tan importante como tu cuenta bancaria: dignidad.
Provecho.

Qué les diremos
Por Cesar Hildebrandt


A mí lo que me preocupa es qué les vamos a decir a los jóvenes inteligentes e ilustrados (claro que los hay) si Keiko Fujimori como parece que podría suceder, llega a la presidencia.
- ¿No es esta señora la hija de un señor que está condenado a la cárcel por asesino y ladrón?- preguntará el joven.
Sí -le diremos. Pero los hijos no heredan defectos de sus padres. Tú, por ejemplo, eres más inteligente que tu padre.
- Ya sé que los niños no heredan los defectos de los padres. ¿Pero no es cierto que la señora Keiko ha dicho que el de su padre fue el mejor gobierno de la historia del Perú?¿No pidió para su padre, el otro día, ¨un aplauso tan fuerte que se escuche hasta la DIROES¨? - preguntará el joven.
- Sí, pero eso lo hace por amor filial- disimularemos.
- ¿Y no es cierto que el 90 por ciento de la gente que acompaña a la señora Keiko es la misma gente que acompañó, entre robos y crímenes de lesa humanidad, a su papá?
- Sí, pero todos podemos cambiar -diremos.
- Ya se que podemos cambiar -insistirá el joven. Pero, entonces, ¿porque el señor Souza o la señora Chávez siguen diciendo que los jueces que condenaron al señor Fujimori tendrán que pagar por lo que hicieron? ¿Ha cambiado el señor Trelles cuando dice que Fujimori pasará a la historia como el hombre que derrotó a la barbarie y que la democracia a veces puede interrumpirse, cuando la patria lo demanda?
- Pero esas son opiniones -nos defenderemos.
- Pero, al fin y al cabo, lo de Hitler también era una opinión -dirá el joven, entree irónico y fulmíneo.
Y en ese momento sentiremos vergüenza. Asco y vergüenza. Y ya no diremos nada. Y trataremos de salir de la escena. Pero como la juventud es divina pero inmensamente cruel, entonces el joven cogerá una manga de nuestra chaqueta, nos hará voltear y nos preguntará demostrando que lee y que se interesa por la historia:
-¿Puede usted decirme si algún hijo de Anastasio Somoza fue presidente?
- No.Ninguno.
-¿Y algún hijo de Trujillo?
- Tampoco.
- ¿Y de Pérez Jiménez?
- No. Pero, ¿a donde quieres llegar?
- A que somos muy especiales, ¿verdad?
Y nos pondremos rojos. De vergüenza. De vergüenza y asco. Y volveremos a irnos y a callarnos.
Entonces el joven, casi a gritos, nos preguntará más corrosivo que nunca:
- ¿No nos dijo usted que las elecciones servían también para medir la dignidad de un pueblo?
Y no tendremos nada que decir.

30.4.11

Kazoo x 2

El Kazoo es un instrumento musical. Se dice que es el instrumento más fácil de tocar porque no requiere de mayor habilidad o practica, basta con saber soplar y listo. Básicamente lo que hace es distorsionar el sonido a través de una pequeña membrana que hace vibrar las ondas de tal manera que logra un resultado bastante lúdico, aunque muchos grupos que se autodenominan serios lo han utilizado. Comparto con ustedes dos formas distintas (ya verás que si son distintas) de aplicación de tan noble aparato inventado por Vest Alabama, contradictoriamente esto sucedió en el estado de Georgia, allá por los años 1852.




26.4.11

Modelo al banquillo

Es imposible mantenerse al margen en la situación política que se vive en el país. La campaña arrecia y las ideas escasean. Casi todo lo que se lee y se ve son agravios, impresiciones, lamentos y la sensación es que el miedo cunde. Personalmente solo tengo claro un punto: no voy a votar por Keiko. Y la disyuntiva surge: ¿Y Humala?  Bueno, se me hace indigerible. Todo me indica que sería igual de catastrófico para el pais que gane él. Tendría que pasar algo -y algo bien raro- para que me decida a votar por él. Por lo pronto mi voto está tan blanco como mi mente.
Pero de algo si no me quedan dudas. Cae por su propio peso y en estos diez años ha sido el grito de la gente. Un llamado de atención popular: el famoso ¨modelo¨ no funciona tan bien como nos queremos hacer creer. Ya es momento de tomar conciencia de la realidad. No es ser aguafiestas, es dejar ese papel de niño engreido y malcriado que se ha autoimpuesto el Perú. Le tenemos pánico a las malas noticias, esas que nos vuelven a la realidad y nos joden la fiesta del autobombo. Que somos la economía emergente de America, con la gastronomía de moda, con Gastón, con números ejemplares, que somos el ¨milagro¨ peruano. Pero algo no anda. Algo está mal, ¿O las últimas dos elecciones donde las posiciones radicales barrieron con los votos no nos han enseñado nada?

Estuve leyendo el blog que sigo hace un buen tiempo del poeta español Luis García Montero y quiero compartir un artículo excelente que suelta más interrogantes sobre las bondades de el ¨sistema¨ que los votantes del Perú vienen rechazando hace diez años.

¨En su libro El refugio de la memoria (Taurus, 2011), escrito mientras una esclerosis lateral iba paralizando su cuerpo hasta llevarlo a la muerte, el historiador Toni Judt escribe una afirmación tajante: “Sabemos perfectamente que la fe sin límites en los mercados desregulados mata”.

Judt, que durante muchos años denunció las dictaduras del socialismo real, muestra un interés angustioso en explicar que el neoliberalismo, actual devorador de los sentimientos sociales, se ha convertido en una nueva consigna totalitaria. Según afirma él, la mejor manera de medir el grado de esclavitud en el que una ideología mantiene a un pueblo es la incapacidad colectiva para imaginar alternativas.
La sensación de impotencia define bien el estado con el que muchos ciudadanos, envueltos por una degradación alarmante de la realidad democrática, con una economía cada vez más injusta y una soberanía cada vez más limitada, soportan los dictados oficiales de los responsables de las instituciones financieras. Todo se resuelve en un diagnóstico: ustedes deben ganar menos y perder derechos para que los especuladores tengan mejores beneficios. Y quien quiera separarse de esta lógica parece condenado al abismo.
El neoliberalismo mata. Me acuerdo de Toni Judt al leer un estudio publicado por David Stuckler en el British Medical Journal, “Crisis presupuestaria, salud y programas de bienestar social”, en el que se analiza la relación entre los recortes de los gobiernos europeos y el aumento de la mortalidad.

El ¨milagro peruano¨ es bastante selectivo
Ahorramos a costa de adelantar nuestra llegada a la tumba. Las muertes por tuberculosis aumentarán en Europa un 4,3 % y un 1,2 % la mortalidad cardiovascular. La dirección política parece clara. Se trata de expulsar de la sanidad pública a las clases medias. El que pueda que pague su propia salud. La atención pública atenderá sólo a los más pobres. Y claro está, una medicina para pobres está condenada a ser una pobre medicina, una oferta caritativa de servicios en vez de un derecho universal. Los ciudadanos serán unos irresponsables si se empeñan en mantener sus derechos. Ellos tendrán la culpa de todas las desgracias al reclamar un gasto insostenible. Frente a eso la mejor receta neoliberal implica el recorte de inversiones públicas y la confianza en la iniciativa privada.

El totalitarismo de la ideología neoliberal tiene que ser muy fuerte para conseguir que comulguemos con estas ruedas de molino. Toni Judt murió de parálisis. A nosotros nos va a pasar lo mismo como no seamos capaces de imaginar una alternativa.¨


Cuanta verdad hay en lo que dice. La mayoría de peruanos se dieron cuenta de ello hace rato, pero la burbuja limeña aun no lo (quiere) ver. ¡No sean aguafiestas!

18.4.11

Notes from Chris


La peluca se transforma por un momento y se convierte en la sección de clasificados. Siempre hay un roto para cada descocido. Deja tu papel pegado en la peluca y siéntate a esperar a ver quien responde.



11.4.11

¿Si no es ahora? ¿Cuándo?

Yo soy médico de profesión y de vocación. La ciencia va con mi personalidad; el detalle, el análisis, el cuestionamiento constante, el prurito intelectual, el espíritu crítico y la curiosidad, son algunas de las coincidencias que encuentro con el método científico. Pero estas características personales no son incompatibles con otras disciplinas. Siempre tuve -y espero seguir teniendo- la sana costumbre de leer todo lo que caiga en mis manos. Es casi una obsesión, alimentada por la ganas de conocer más, de entender, de no limitar mis pensamientos e ideas al entorno enclaustrado en que vivo.

El mundo dominante es un mundo utilitarista al extremo, donde los resultados son los que mandan. El camino - los medio que se necesiten para llegar al ansiado resultado-,  son tan solo zonas de tránsito donde los principios y conductas morales quedan suspendidas, como en un limbo, por lo que todo vale, sin remordimientos, sin mirar atrás.
A mi me cuesta mucho entrar y participar en este juego dominante. Se me hace imposible no identificarme con Sartre cuando plantea en su famoso ¨El ser y la nada¨  -bastión de su Existencialismo ateo (buscando diferenciarse al de kierkegaard, que dependía de un ser supremo) que la existencia precede a la esencia. El hombre está condenado a ser libre siendo responsable de sus acciones sin mediar excusas. Yo concuerdo totalmente con ello, por eso la idea de ignorar la existencia del resto, con sus propias libertades, se me dificulta en demasía. Sería caer en un solipsismo absoluto, en un mundo ultra individualista como el actual.
Pero también conmutó con la idea Nietzscheana que la existencia es un fin en si mismo. Es decir, la propia existencia no es un medio para lograr un objetivo, sino que es un objetivo en si mismo. Es la transición constante como  fin supremo. Eso me gusta, a eso aspiro. A disfrutar del camino y no preocuparme tanto por el resultado. ¿Si no lo hago ahora....¿Cuándo?

4.4.11

Voto a perdedor

En el Perú nadie acepta perder. La luz roja de un semáforo no me puede ganar, soy peruano criollo pendejo y me la paso, no importa si en el camino atropellé a una vieja y maté a un chibolo o me ponen una multa, lo que importa es que no me dejé ganar por la infame luz roja. Si estoy en un juicio tengo que coimear al juez obviamente, perder el juicio, aunque no tenga razón, no es una opción, no me puedo dejar ganar por la ley. Si tengo que hacer una cola que es muy larga no lo pienso dos veces, busco a ver quien está vendiendo un sitiecito por allí para adelantarme un poco, o sino de frente me zampo con delicadeza y discreción para no armar mucho chongo, pero jamás me voy a dejar ganar por una insignificante cola. Si dos gringos recién bajaditos del Jorge Chávez se suben a mi taxi cargados de dólares no les puedo cobrar 20 lucas la carrera, estaría perdiendo la posibilidad de sacarles mucho más, entonces les digo 20, pero cuando llegamos a su destino en realidad me refería que eran 20 dólares, por cada uno y por cada maleta también, así me gano con alguito.

En las elecciones pasa lo mismo. Con esa filosofía peruana el criollo jamás vota a perdedor, siempre va a votar al que va primero. Y claro, como sé quien va primero, muy fácil, mis amigas las encuestas. Unas empresas (muchisisisimo más criollas y pendejas que yo) sueltan unos números que me van “orientando”, que van calentando el ambiente, alborotando el gallinero e induciendo al peruano pendejo a que decida su voto (esto sucede cuando entra a la cámara secreta y se encuentra con su lapicero Faber-Castell frente a las cedulas de votación). Justo en ese momento aparecen sobre tus hombros un diablito y un angelito. Uno te dice, vota a conciencia, vota por el que tú crees que es el mejor para el país (y por ende para ti), no te dejes engañar ni influenciar por nadie, decide tu solo tu voto. Y el otro (q para este caso puede ser indistintamente cualquiera de los dos) te dice: “ no seas cojudo, vota seguro, vota por el mal menor, mira lo que te dicen las encuestas, si votas por este todo se va a la mierda, el país se desmorona, yo se que tú no quieres votar por ese candidato, pero ahora tienes que hacerlo, es por el bien del país, por tus hijos, vota por él para que en segunda vuelta pierda con el que no querías que gane pero que es mejor que el tuyo que no ganaba ni cagando y así al menos tendremos 5 años mal que bien………” BULLSHIT.

Para comenzar el voto tiene que ser voluntario. La gente que vota tiene que darse el trabajo de querer votar. Me explico. Como dice mi amigo Yasque, tienen que tomarse el trabajo de levantarse de su cama y hacer su cola (sin colarse esta vez) y emitir su voto a conciencia y con el deseo y la voluntad de hacerlo. De esa forma nos garantiza al menos que es un voto meditado de un ser pensante, o no, pero al menos no el de una oveja fácilmente manipulable.

No a las encuestas. Imaginemos que las encuestadoras son serias y estadísticamente correctas. Hagamos el ejercicio mental hipotético que las encuestas no son manipuladas y que representan realmente la fotografía del momento. Así y todo, estas influencian a la gente y determinan el voto. Allí es donde comienza la especulación de votar por el que va primero, o por el que va segundo para que no salga tal o cual y creo que así el voto se distorsiona completamente. Las elecciones deberían ser como un censo, que represente la voluntad de las mayorías, sin juicios de valor, y que finalmente se respete esa voluntad mayoritaria sin importar si el elegido es de mi agrado o no. Acá lo que importa es que el elegido sea verdaderamente un representante de la mayoría, y las encuestas interfieren claramente con esa opción. Todos los candidatos deberían de tener el mismo presupuesto de campaña, incluso debería ser subsidiado por el mismo gobierno, así evitaríamos las prebendas y también ponerle tanto peso a los avisos y propaganda. Todos tienen lo mismo y ya cada uno sabrá cómo utilizarlo de la manera más efectiva para propagar sus ideas.

Me jode la posición soberbia de que un pequeño grupo de “inteligentes” sabe lo que es mejor para el resto de “brutos” del país, y es inaceptable tener que aceptar (valga la contraredundancia) a un régimen electo (por más apocalíptico que sea) por estos “brutos”, a costa de comenzar a manipular las mentes con el voto inteligente, seguro y la conchasumadre. Para este caso mi compadre Pareto se puede ir a la mierda. Viva la Democracia Romántica Carajo.

Que no te de miedo perder, vota por el que candidato que quieras, porque sino después puedes salir perdiendo.


30.3.11

Humala y tú

En estos últimos días el país ha entrado en pánico. Aquel militar sin instrucción, que hace unos años casi llega a palacio a punta de ideas inflamadas y el apoyo popular masivo, está rondando. Este militar admirador del orate de Venezuela (aunque ahora lo niegue) se convirtió en la pesadilla de la clase alta limeña. ¡Un rojo de presidente!. ¡Si sale Humala nos vamos a vivir a Miami! se oía a diario. Pero finalmente no ganó el cachaco. Lima (que es donde normalmente se deciden las elecciones) prefirió a un tipo con probadas cualidades de cleptómano para que repita el plato. No importó que este espigado político haya sido el peor presidente en la historia republicana del Perú. No. Todo menos un rojo en palacio. No importó que gracias a este tipo - y su banda- el Perú estuvo a punto de convertirse en un territorio sin ley, donde floreció el terrorismo y el término ¨inflación ¨ se convirtió en un eufemismo. ¡Pero un socialistón ni cagando!

En esa elección confieso que no vote ni por uno ni por el otro. También me cagaba de miedo que un rojazo se meta a palacio y frene el ¨crecimiento¨ del país.
Pero ahora la figura se repite y me da que pensar.

¿Porqué este tipo, con casi la misma retórica de hace cinco años, otra vez estará (salvo pase algo impensado) en la segunda vuelta, con altas chances de ser presidente? ¿Porqué tanta gente apoya al candidato ¨antisistema¨ si al país le va tan bien como dicen que nos va? ¿ Será verdad lo que dicen en los foros de FB de PPK; eso de que los cholos son brutos? ¿Será cierto lo que escuche en la San Antonio el otro día, que los serranos son tan brutos que no pueden ni reconocer cuando les va bien?

Como haríamos para hacerle entender a esas viejas cojudas y a los yuppies mercantilistas que los ignorantes son ellos. Que ignoran que a la gente que gana seisientos soles mensuales  (y casi siempre menos) le importa un carajo que el PBI del país creció. Ignoran que en Puno los niños cada invierno se mueren como moscas porque no tienen un cobre para comprar abrigo (y lo mas asqueroso es cuando se dice que se mueren porque quieren. Podrían preveer las heladas y prepararse. En ese nivel de abstracción de la realidad pueden vivir algunos montados en sus 4x4´s). Ignoran que la mayoría de peruanos no se ha beneficiado en nada de este super crecimiento económico. Ignoran que la educación que no se les ofrece, no es un defecto propio(¨cholos ignorantes¨ dicen) sino que es un defecto del estado. Ignoran que no son mejores que ¨los pobres¨ solo por haber tenido algo más de suerte.
¿Quienes son los ignorantes ahora?

La malignidad de la izquierda es otro mito que hace rato debería de desaparecer. La derecha conservadora ultraliberal se ha encargado por varias décadas de satanizar a las ideas que prioricen lo social a lo mercantil. Y esa es la misma derecha cavernícola que tilda de ignorantes a los que tienen menos oportunidad y tildan de ¨comunista¨ a todo matiz político de tendencia social. Pero la realidad es que la socialdemocracía existe y es totalmente viable. Paises como Canada, Suecia, Noruega, Brasil, Alemania, Francia (recién hubo elecciones) y muchos otros tienen o han tenido existosos gobiernos socialdemócratas. De más está decir que un gobierno de izquierda no es sinónimo del orate Venezolano ó de su súbdito Bolocho, como la derecha, esa que comulga con Cipriani, nos quiere hacer creer. No.
Pero volviendo al tema. Humala crece y tiene mucho apoyo popular. Y yo lo entiendo. Probablemente si me encontrará en la misma situación de abandono y falta de oportunidades como la mayoría del país, también votaría por él, por el cambio de sistema. Peor aún; todo el día oimos exito tras exito de la economía peruana y a mi no me toca, es más, estoy peor. Claro que votaría por Humala. Y no sería bruto en hacerlo. Sería lo inteligente.

La derecha carece de empatía con el débil y santifíca al exito. Aplaude al que acumula y al que consigue, pero se burla del que no lo logra. Te obliga a jugar un juego sin preguntarte siquiera si te interesa participar, ó peor aún, te obliga a jugar el juego pero en  desigualdad de condiciones. ¡ Que fácil para los que tienen ventajas de arranque menospreciar al que partió sin ayuda!
¿Porqué será que la mayor parte de gente que se dedica a voluntariados de ayuda social, ó a carreras donde se interactua directamente con la pobreza (tratando de ayudar en algo) son de tendencia zurda?
Finalmente, debo decir que yo no votaré por Humala, no porque sea rojo, sino porque no me convence ese alejamiento del dictador Chavez, y esa izquierda despótica, fascista y cojuda no es la que me gusta.

En fin, me queda corto el espacio como para explayarme más del porqué no me parece nada ¨estúpido¨ que muchisima gente vote por Humala.  Estúpido me parece el que no logra entenderlo.

21.3.11

Louis C.K.

Me topé con este comediante y me pareció una alternativa interesante al inigualable ya fallecido George Carlin. Para muestra un botón, y si les gusta recomiendo sus espectáculos Shameless, Chewed up y Hilarius, que los pueden ver completos (por partes) en Youtube, o también pueden verlos por pequeños fragmentos.
Con ustedes el Sr. Louis C.K. (por favor y como siempre, cucufatos abstenerse)


15.3.11

¿Y ahora?

Tienes catorce o quince años. Tus preocupaciones se dividen entre como hacer para usar tus genitales (de preferencia acompañado/a) , que marca de zapatillas te quieres comprar, como hacer para que te dejen entrar a la discoteca de moda, libar alcohol barato hasta perder la conciencia, ingeniártelas para pasar tus cursos del colegio, batallar contra el acné y jugar pichanga en cada tiempo libre que te quede.
Pero ahora, tú, pre-adolescente erotizado, debes decidir que quieres hacer el resto de tu vida. Si, nada más ni nada menos. Tienes unos pocos meses para crecer y visualizar que actividad- de preferencia que llene de orgullo a tus padres- es la que piensas realizar por muchos años. ¿Algo como que no encaja, no?
Bueno, pero esa es la realidad actual. Niños dan exámenes de ingreso a las universidades, que por cierto se pelean a estos futuros ¨clientes¨ -o mejor dicho a los padres de ellos- para que empiecen a abonar sus pensiones gordas y jugosas. Pero así es el juego. Los niños, ya presionados, se vuelven en universitarios antes de terminar el colegio, poco tiempo después de haber aprendido a limpiarse el potito.
Los mercantilistas de la educación aducen que ofrecen el famoso ¨ciclo cero¨, un eufemismo para describir lo que sería un año de pensión extra. Algunas otras ofrecen ¨estudios generales¨ pero ya enfocados a letras o ciencias. Un chico de 15 años tiene la obligación a coste de un ostracismo social, de ser ¨cool¨, siendo las ciencias la antítesis de esta búsqueda.
En conclusión, los ¨faenones¨ que se despachan las universidades son grotescos, y sobre todo inmorales, ya que lucran imponiendo la toma de ciertas decisiones trascendentales en la vida de los jóvenes cuando no es tiempo aún de tomarlas.
Si me hubieran preguntado a los quince años que quería hacer luego del colegio, mi respuesta hubiera sido; tener una universidad.

7.3.11

Los cuatro fantásticos

Todo empieza cuando la leona y yo (o sea la leona), decidimos (o sea decidió) quedarnos en Lima el fin de semana. Quisimos (quiso) aprovechar de Lima en su estado más hermoso, es decir cuando está desierta.

El viernes en la noche todo hacia presagiar un fin de semanas ocio y gula. El sábado había coordinado para pasar el día en el club junto a la leona, al Minotauro, al Cóndor y su esposa la Poch. Me levantó relax y hago las llamadas de rigor: el Mino se encontraba terminando sus últimos quehaceres laborales (si, no es broma), la leona ya se encontraba inquieta y el Condor me comenta que demoraría más de lo pactado. Sin más, el plan se aborta.
Nos contentamos con almorzar juntos en un chifa legendario que queda en un grifo, y matando la tarde en casa del Cóndor viendo una pela bastante mala.

La Leona, obviamente, ya estaba en todo el ajetreo de las coordinaciones para el plan nocturno y el Cóndor desertaba por su nueva vida de burgués. Decidimos ir para mi casa y preparar mojitos.
Hacemos las respectivas compras y se nos une la Actriz, una amiga bastante conocida en la farándula local. Empezamos con los mojitos magistralmente preparados por la leona y la charla se puso amena. El Mino sintonizó a PPK haciendo payasadas con JB mientras los mojitos seguían fluyendo. Se discute el siguiente paso y no se como me veo en un taxi con destino el centro de Lima. Tras llegar a una casona con una puerta de rejas cerrada me cuestionó si fue buena idea venir. La actriz toca la puerta y aparece una cara por la rendija de la puerta escaneando. Nos abre. Al entrar , automáticamente noto como una tira de 20 pelucones vestidos con botas y polos negros de Metallica, lujuriosamente observan a la Leona y la Actriz, que brillaban como dos focos en un lodazal. Para más brillo cabe mencionar que yo andaba con un polo rosado, short y sandalias.

Estuvimos un buen rato, entre chelas y miradas no muy amistosas, decidimos partir luego de haber gozado de la escena metalera underground del centro de Lima.

Chapamos un taxi y en el camino decidimos (deciden) que un Karaoke sería una buena idea. Yo tenía mis reparos, pero el alcohol se había encargado de diluir lo que me quedaba de voluntad. Nos bajamos del taxi (no sin antes confirmarle al taxista que la actriz era quien pensaba que era) y nos metimos a un conocido casino en Miraflores. Enrumbamos a la sala de Karaoke y pasmado me sentí en un suburbio de Corea. Sitio abarrotado. Nos enrumbamos al casino de en frente.

La sala de Karaoke era algo más modesta, pero igual de llena. Abortamos el plan. En el último momento La Leona y la Actriz se tentaron con el demonio de la timba, y de monas decidieron jugar en la ruleta.

Ya sentadas en la mesa, aquellos focos brillantes entre hordas de árabes y orientales duchos en la timba se convirtieron en el centro de atención una vez más. En eso un borrachín, de esos que se califican en el argot etílico como un 'borracho feo', sin ningún tipo de delicadeza arremete contra las chicas de manera brutal. Adopté el papel que me correspondía, parándome frente a él, solicitándole amablemente, que se vaya a la concha de su mamita, pero el ahora violento beodo se coloca a pocos centímetros de mi cara agrediéndome con su apestoso aliento y con algunas amenazas que no entendí bien. Al notar la insistencia del malcriado, me vuelvo a poner frente a él, cuando me sorprende con una pregunta amenazante : ¨¡¿Tienes algo conmigo comparito?! Y mirándole directo a los ojos le respondo que si, que me gustaba mucho. Mi respuesta lo saco de cuadro y la cosa parecía a ebullir pero gracias a la cordura del Mino y las chicas que avisaron a los gorilas de seguridad acerca del borrachín malcriado, no paso a mayores.

Para evitar problemas subimos al segundo piso para que las chicas puedan perder su dinero en la ruleta tranquilamente. Cosa que no demoraron en hacer… Calculo, sin exagerar, unos 2 minutos. Pero contentas por haber matado al bichito de la timba nos prestamos a salir cuando notamos que el borracho feo volvía a la carga, acercándose a las chicas y profiriéndome algunos insultos. Otro conato, algún beso volado por ahí, y la seguridad lo vuelve a reducir.

Salimos, y bastante alcoholizados dimos por terminada la velada de sábado.

La conclusión cae por su propio peso: Para pasarla bien no importa a donde se vaya o donde se esté, solo basta gente chévere como la Leona, la Actriz y mi hermano el Mino.

28.2.11

Piano piano si va lontano


Hace un tiempo vi esta iniciativa (streetpianos) de poner pianos en las calles y me pareció muy buena. Obviamente lo primero que pensé fue que se debería replicar en Lima. Me hacía ilusión que algún alcalde decida, en vez de comprar ladrillos rojos, y compre un piano y lo ponga en un parque, una plaza o en la mera calle para que el que quiera se siente y lo toque. Ayer caminaba por el parque Kennedy y me di con la grata sorpresa de encontrar un piano, forrado con papelógrafos con diseños de retablos, encadenado a un árbol, custodiado por un sereno y auspiciado por la revista Caretas. Que bueno, por fin un alcalde había hecho algo interesante, una iniciativa simple y barata pero inspiradora, que trae alegría al transeúnte. Sin embargo la alegría no fue plena, porque algunos metros más allá (bien pocos para ser exactos), había un “predicador” gritando “la palabra”. Era imposible concentrarse en los acordes de Chopin o de Fito Paez, por que por la otra oreja te entraba un zumbido de apocalipsis, pecados, arrepentimientos, enfermedades, desgracias y castigos, auspiciados esta vez gracias a una fina cortesía del amor de dios. Dentro de mi tenía muchas ganas que mandar callar al charlatán, que además de estar hablando cosas que no me interesaban, estaba interrumpiendo el goce de escuchar un recital de piano protagonizado por individuos anónimos que mal no tocaban. Pero mi dilema se centraba en el hecho de que por más que discrepaba con los improperios que soltaba el predicador de esquina, este tenía el pleno derecho y la libertad de hacerlo, a pesar de que interfería con mi derecho a escuchar plácidamente las cuerdas del piano. Por suerte, al poco tiempo se calló y continuó con su intento de higiene cerebral pero esta vez “one to one”. Yo dentro de mí tenía ganas de que se me acerque para mandarlo a la mierda, o para empezar una discusión teologal encarnizada, pero por otra parte en ese momento solo tenía ganas de escuchar al dulce piano. Me quedé sentado unos minutos más y luego continúe camino, con una sonrisa en la cara y con la ilusión de que somos una ciudad cada vez más ciudad. El camino es largo, y un piano no es la solución, pero cual Hamelín con su flauta, puede guiarnos para convertirnos en la Lima cosmopolita que no tenga nada que envidiar a cualquier ciudad europea.

PD: La explotación sostenible de la costa verde puede ayudar mucho también, espero que la tía bacana, junto a Ortiz de Zevallos lo hagan de una vez. Arena, mar, diversión y cultura a un paso de tu casa!


23.2.11

Besos prohibidos

Parece que está de moda la discusión sobre los derechos de los homosexuales. A mi entender es una necia polémica y en general me produce pena darme cuenta que este país, por más desarrollo económico, sigue siendo un país con limitada capacidad de razonamiento y aún sumergido en ideas anacrónicas obviamente alimentadas, para beneficio propio, por las instituciones del monopolio con dios.

Ese estúpido argumento –repetido hasta la saciedad- que apela a la moral , o la falta de ella, por parte de los homosexuales se cae por su propia fragilidad. Si te ofende ver a dos personas del mismo sexo caminando de la mano, o dándose un beso, pues JODETE Y VOLTEATE.
Se está confundiendo un poco la idea de la tolerancia. No tienes que TOLERAR a los homosexuales que se besan, no. Ellos están en todo su derecho, amparado por las leyes, de hacer lo mismo que el común de la gente hace en la vía pública No necesitan que tú los toleres. Es decir, ponerse en plan de víctimas haciéndose los ofendidos al ver a una pareja gay darse un beso es ridículo. Si no quieres que tus hijos vean a dos personas del mismo sexo de la mano, es problema tuyo y de tu hijo. Ahí estás tú para enseñarle como es el mundo y evitar que ese niño, aún con la mente libre de prejuicios, se contamine con los mismos prejuicios que tú tienes.
Los derechos son eso, derechos, por lo tanto nadie debe pedir por favor, suplicar, o buscar aceptación al ejercer lo que por ley es su derecho.

Después de la famosa paliza y metidas de mano de la gloriosa policía nacional a ese grupo de parejas en el centro de Lima escuché con lástima a mucha gente, cercana inclusive, comentando cosas tan hipócritas como: ¨No soy homofóbico, pero si quieren que los respeten mejor que hagan sus cosas en privado¨ . Y peor aún, ante la animalada homofóbica de ese troglodita de Phillip Butters al decir que si ve a unos gays besándose frente a su hija les entraría a patadas (previas advertencias) escuché algo como : ¨Tiene razón. Es su derecho porque están ofendiéndolo…¨
Por donde empezar… No tiene razón. No es su derecho decidir quienes se pueden besar o no delante de su familia. El derecho es de esa pareja en pararse en la calle y demostrarse amor si les provoca, así como lo haces tú con tu trampa. Si alguien se ofende por eso, pues es problema suyo. ¿O acaso pasaría lo mismo con una pareja heterosexual? Evidentemente no. De más está comentar que no es ¨inmoral¨ o ¨atenta contra las buenas costumbres¨ ver a una pareja besándose (sea del sexo que sea), y ningún trauma recaerá al niño que vea ello.

Para terminar, está claro que hubo una provocación de parte del colectivo gay al juntarse frente a la iglesia para darse unos cuantos besitos, pero debe tomarse en cuenta que esa es vía pública, que no hubo una manifestación ni mucho menos y que cuando uno exige sus legítimos derecho y le tiran migajas, no tiene que pedir por favor ni permiso, y muchas veces es necesario llamar la atención con método políticamente incorrectos, como fue lo que ocurrió en el centro de Lima.

16.2.11

Mamarazzi

Recuerdo que me regalaron mi primera cámara de fotos cuando tenía 12 años. Era una Vivitar automática con flash incorporado. Esas típicas maquinas compactas, de color negro, q tomaban fotografías bastante respetables. Para los que no se acuerdan, en esa época había que saber poner el rollo de fotos, y en esos menesteres yo era todo un experto. Aprovechaba al máximo todas las exposiciones (que tal vocablo), al final siempre me salían 37, 38 o hasta algunas veces 38 fotos y media (yo usaba rollos de 36) y siempre enganchaba en los engranajes a la primera, no era fácil, pero yo tenía una técnica infalible. Rebobinar el rollo y mandar a revelar en una hora en Jumbo mate era parte de la rutina. Desde ese tiempo me comencé a interesar por la fotografía, tomaba fotos “artísticas” (al menos para mí eran artísticas), no sólo de personas sino también de paisajes y objetos, porque en realidad desde esos tiempos el objetivo de tener una cámara de fotos era registras los momentos que querías preservar para el futuro y nunca olvidar. Después mi Papá me regaló su Nikon FM10, una de esas que había que enfocar y utilizar el fotómetro, todavía teng

o esa excelente cámara aunque ya casi no la uso. Más tarde, ya en la universidad, llevé un par de cursos de fotografía que me abrieron mucho el panorama y reafirmaron mi gusto por el arte, sin embargo hasta el momento no la he practicado a cabalidad, cosa que en algún momento me gustaría hacer.

La historia cambió con las cámaras digitales, no solo por la novedad, o adaptación de la tecnología, sino principalmente por un tema de costos. Antes te costaba cada foto que tomabas, desde el rollo, hasta la revelada (repito: siempre en jumbo mate). Pero hoy eso ya no es un tema, sólo tengo un único costo que es cámara en sí, que en realidad hay opciones bastante económicas, y listo. Tomo las fotos que quiero, si se me llena la memoria las puedo pasar todas a la computadora o borrar las que no me interesen o hayan salido desenfocadas o mal. Es así que esto ha desatado una fiebre fotografía en la que la gente tiene complejo de fotógrafo de modas y se ponen a disparar el obturador a discreción, tomando miles de fotos que seguramente nunca más volverán a ver. En algunos casos por allí que las suben al facebook, tagean a todo el mundo y allí muere el payaso. A menos que seas alguien muy metódico, que organices tus fotos con algún programa que te ayude a eso o poniéndolas en archivos por fechas, eventos o lugares, pero en realidad no conozco a mucha gente con esas costumbres.

Yo personalmente no soy partidario de esta nueva moda. Me parece que las personas que abusan del uso de la cámara digital lo hacen con frivolidad y sinsentido. Es casi como un tic producto de la cultural juvenil pop, que ya se ha expandido irreversiblemente a toda la población. Algo que en mi época era exclusividad de los turistas japoneses, hoy hasta los más incautos fotógrafos abusan con el uso de sus dedos índices.

La semana pasada vinieron a visitarme mis sobrinos, y tan linda y familiar ocasión tiene que ser registrada a través del lente de la cámara de mi Mamá. Sin pedir permiso ni perdón, comienza la faena fotográfica con el primer rayo de luz natural. De una manera invasiva, intrusiva y agresiva, registra todos tus movimientos, segundo a segundo. Los momentos más cotidianos son registrados espontáneamente, sin aviso. Al mismísimo estilo Paparazzi, queriendo captar cada momento, pensando que capturándolo en algunos bytes, ese momento cobrará un significado especial y formará parte del “museo vivo del pasado de la familia”. Está bonito tomarse unas fotos, registrar los momentos, posar, sonreír, pero de allí a tener un lente observándote (y registrando lo observado) todo el pinche día es abusivo. Donde queda mi derecho a la intimidad y la privacidad. Inclusive creo que la constitución contempla en alguna parte esta figura y ampara al ciudadano cuando estas se ven amenazadas. Yo me siento cohibido e inhibido cuando tengo personas a mí alrededor con una cámara digital, y no es por el tema de una posible exposición indeseada a través de alguna red social, sino por el hecho en sí, de no respetar mi espacio y mi momento. Por otro lado, por más exacto que sea el registro de una cámara digital, ya pones un intermediario entre la realidad y el ojo, no creo que haya mejor registro de la vida que el que hacemos directamente a través de nuestros propios ojos. El que está tomando fotos, y cree que va a capturar el momento de por vida está equivocado, lo que en realidad está haciendo es perdiéndose el verdadero momento.

Si bien me gusta la fotografía, y las buenas fotos, sean de personas, de buenos momentos o artísticas, siempre en su medida justa. Yo creo que mi memoria es la mejor cámara de fotos, mi lente esta ajustado a mi medida y me permite captar selectivamente lo que yo quiera y guardarlo en mi memoria el tiempo que yo decida, y si me olvido del momento pues será por algún motivo que mi inconsciente habrá creído oportuno olvidar, y me acordaré de lo que sea realmente interesante e importante para mí. Es un tema de decisión.

Dicen que un turista japonés regresa a Japón después de un viaje increíble por Europa. Cuando se encuentra con sus amigos estos le preguntan por su viaje, sus experiencias, sus aventuras, etc. A lo que este les contesta: “No sé, todavía no he revelado mis fotos”.


9.2.11

Rey busca reino



Hace unos días vi este corto animado francés, y debo decir que me pareció de los mejores que vi (mi memoria es frágil), pero sobretodo, me pareció que venía a pelo para el clima electorero en que vivimos. No estaría de más que todos esos ¨reyes¨ que buscan a como de lugar conseguir un reino vean el final del corto.

El poder es el bien más preciado, incluso más que el mismo dinero, total… la plata llega sola.
Les dejo con una frase de un congresista -con afán reeleccionista- Luis Galarreta (si, ese que imita al capitán garfio) que pinta de cuerpo entero la decadencia política en que vivimos.¡ Si créelo! No es broma:

¨Yo no entré a la política para ser un buen samaritano, sino porque me gusta el poder…¨

Tanto descaro tiene su mérito. Al menos es honesto en reconocer que no lo impulsan ideales altruistas sino que solo responde a su ansia de ser rey. Y nosotros somos los topos.

3.2.11

Las 2 manos en el Ratón

La liga para la educación audiovisual nos deleita con un videíto dirigido a todos los "enfermos" amantes de la auto complacencia.

Le dedico este video a todos los que se quedaron ciegos, a todos los flacos, a todos los que están deprimidos, a todos los que no tienen pareja, a todos los hombres, a todos los que tienen pelos en las manos, a todos los que tienen cayos en las manos, a todos los que agotaron sus reservas de espermatozoides, a todos los ojerosos, a todos los neurasténicos, a todos los que se quedaron estériles, a todos los alicaídos, y en especial a todos los ensotanados (perdón Iñaki pero no puedo poner en riesgo la línea editorial de este blog).

Diviértanse y que Dios los coja confesados...



*No rimaría mejor: una mano en el ratón y la otra dentro del pantalón?


27.1.11

La iglesia de la mariconada

Debido a esta época de elecciones nos vemos inundados por miles de promesas electorales y solo nos queda una vez más soportar a los zánganos esos y reírnos. Las mismas tonterías de siempre. Pero a veces algún candidato suelta alguna tímida propuesta que nos hace creer que todo no está perdido, que podemos llegar a ser una sociedad moderna. Sin duda que la propuesta del matrimonio gay es vanguardista para nuestra prejuiciosa e hipócrita sociedad y también es cierto que en un país enfermizamente cristiano es una propuesta que más resta que suma votos.
Los argumentos a favor de la unión legal entre personas del mismo sexo son más que obvios. Dos personas adultas tienen el derecho de hacer con sus vidas, sus patrimonios y sus genitales lo que les de la gana. El estado no tiene ningún derecho de prohibir o limitar la vida de nadie, es tan solo pura y simple discriminación. No voy a ahondar en detalles ya que a mi entender es tan solo sentido común. Lo que me interesa es entender porqué demonios algo tan evidente tiene que convertirse en debate. Y ahí es donde entra a tallar la bendita iglesia católica.

Lamentablemente los ensotanados aún pesan en la psiquis del peruano. Es lamentable pero no queda más que aceptarlo. Lo que no es aceptable es que el dogma católico aún se encuentre en nuestras leyes. El Perú es un país laico repetimos, pero basta con ver nuestra legislación para entender que no hay nada más lejano a la verdad. La doctrina católica esta salpicada en nuestras leyes, y en este caso salta a la vista que tanto las leyes y la iglesia católica son totalmente homofóbicas e hipócritas; no se cansan de repetir que la homosexualidad es antinatural, que la unión de personas del mismo sexo va en contra del mandato divino y que la familia, institución sagrada, se derrumbaría ante la desestructuración de su cimiento. Yo solo me puedo preguntar que diablos hace que hombres célibes (eso es lo antinatural, ¿o no tienen penes?), que usan polleras, sin hijos y sin vida en pareja, hablen con tanta seguridad de esos temas. Estos ensotanados deberían preocuparse más de lo que hacen ellos con los hijos de los demás (sobretodo dejar de encubrir a la gran cantidad de pedófilos asqueroso que protegen) en vez de dictar como debe ser una familia y que está bien o mal.

Esta institución decadente, que carga con la culpa de cientos de miles de muertes en Africa gracias a sus genocidas cruzadas anti-condón, no entiende aún que en este país existen miles de personas que no pertenecen a su secta y que gozan de los mismos derechos que el resto, y que es inmoral que traten de imponernos su visión cavernícola del mundo y en especial de la sexualidad. Una doctrina que es tan antinatural, represiva y castrante hace tiempo que debería de verse como una oscura mancha en el pasado de la humanidad pero lamentablemente aún es un lastre que nos frena generando los sentimientos más retrógrados, violentos e hipócritas.

20.1.11

Nuts & Berries

Por alguna razón que desconozco, desde hace tiempo vengo teniendo conversaciones que siempre derivan en el mismo tema: Identificar las “berries” (o los también llamados frutos del bosque). Es decir, alguien de la nada trae el tema de los blueberries e inmediatamente salta la pregunta de cuál es su nombre en castellano. Esto deriva luego en tratar de hacer el paralé de todas las “berries” del inglés al castellano, identificando su nombre, su color, sabor y algunas otras características, situación que yo complico aun más cuando trato de hacer lo propio en francés. Y luego, todo esto deriva en un campo un tanto más simple pero que muchas veces también se presta a confusiones y es el tema de las “nuts” (o también llamados frutos secos). En este post trataré de compilar un diccionario español-inglés-francés de todas las “nuts & berries” que causan confusión para que en el futuro, cada vez que salte la interrogante, la peluca nos pueda ahorrar algunas horas de estériles discusiones (aunque lo más seguro es que luego otras discusiones aun más estériles remplacen a esta).


BERRIES

Blueberry – Arándano - Myrtille

Blackberry – Mora – Mure

Raspberry – Frambuesa - Framboise

Strawberry – Fresa – Fraise

Red Currant – Grosella – Groseille

Black Currant – Casis (Grosella Negra) – Cassis

Cranberry – Arándano agrio – Canneberge

Elderberry – Saúco – Sureau

Juniper berry – Bayas de Enebro – Baies de Genievre

Halle Berry – Huckleberry Finn – Chuck Berry

Y seguramente que existen muchas otras variedades de “berries”, que incluso muchas de ellas no son consideradas técnicamente bayas por la botánica pero que igual las metemos dentro del mismo saco, si es que se comen, son rojas o moradas, ligeramente acidas y con esa textura de uva.

NUTS

Walnuts – Nueces – Noix

Chestnuts – Castañas – Chataignes (Marron)

Peanuts – Maníes – Arachides (Cacahouete)

Hazelnuts – Avellanas - Noisettes

Cashew nuts – Anacardos – Noix de Cajou

Pistachio – Pistacho – Pistache

Acorn – Bellota – Gland

Brazil nuts – Nueces de Brasil (Castaña Amazonica) – Noix du Brésil

Pine nuts – Piñones – Pignons

Muchas de estas tampoco son consideradas como nueves, ya que son simplemente semillas pero igualmente las podemos meter dentro del mismo saco.

En ingles la palabra “nuts” tiene varias acepciones que se usan cotidianamente como parte de la jerga gringa. Si estás loco: You are Nuts. En NY, los carritos que venden estas nueces acarameladas se llaman Nuts for Nuts, y te venden una bolsita de Maní, o Cashews o Almendras acarameladas por $1, y hace alusión a que compres las nueces por nada. También se le dice Nuts a los huevos, las bolas, los testículos, y con ese significado me despido con un típico chiste gringo, espero que lo entiendan y se rían mucho queridos pelucas.

“What is Walnuts? Nuts in the Wall”

“What is Chestnuts? Nuts in the Chest”

What is Chinuts? Nuts in the Chin……… or my dick in your mouth”