Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

29.12.10

El día que conocí a Shaneequa

El mes que ya casi termina me la pasé de gira con mi banda por una cantidad considerable de ciudades, pueblos y caceríos del hemisferio norte. Los resultados de dicha gira, a priori, fueron positivos. Hubo de todo un poco y de mucho no tanto. Pero bueno. En una mañana ociosa en medio de un temporal glaseado -que me enjauló en el hotel debido a mi incapacidad para competir contra el frio hipnotizante- transito por el edificio en busca de algo que hacer. Cuando pasan pocos minutos comprendo que ese día pasaría a ser uno de esos que pasan y no dejan nada. De esos parecidos al tránsito de una ciudad, que suman horas pero restan vida. Bueno, de esos. – Leeré para variar- me dije. De regreso al 303, noto la puerta entreabierta. Reconfirmo. Sí… mi cuarto es este. Me pongo en semialerta. Parpadeo y vuelvo a mi estado basal. Estoy en un hotel. La chica de la limpieza. Sin duda sería un día de tránsito y nada más.

Entro al cuarto y me encuentro con una mujer de unos 45 años, negra, gorda como un hipopótamo y con los dientes más grandes y blancos que vi.

Hello le digo en concordancia con mi localización geográfica. Good morning me responde mostrando sus lustrosospremolares y molares. Muy amablemente me informa que aún le faltan diez minutos para terminar de acicalar mi caos. Yo, un poco a la defensiva, le respondo que no se preocupe, que no la apuro. Como es mi costumbre le pregunto su nombre. Responde algo como Shaneequa. That´s a nice name replico. Suelta una carcajada que solo las mujeres de su porte pueden manejar. Pasan unos minutos de silencio. Shaneequa está, por lo que oigo, con una escobilla en el baño tarareando una del Soul Train. Me busca conversación. Le cuento de donde soy, que hago, en especial que hago en ese hotel en medio de territorio yanquee. Cada treinta segundos asoma su cabeza por la puerta del baño para responderme haciendo contacto visual, sabía conversar. Me cae bien Shaneequa. Ahora empiezo a preguntar yo. Siempre he estado mucho más cómodo escuchando y preguntando que hablando y respondiendo. Shaneequa nació en el Bronx. Su mamá era adicta al crack. Nunca conoció a su papá. Eran ocho hermanos y ella es la número cinco. Aunque me aclaró un par de veces que a dos de ellos no los considera hermanos porque aparentemente se portaron bastante mal con ella. Cito: ¨Those pieces of shit…. I hope they die and go to fuckin hell¨. Dudo un poco si no me estoy pasando de preguntón, pero me atrevo y le cuestiono de donde sale tanto odio. Shaneeka sale del baño, deja su escobilla en su carrito de limpieza, me mira muy seria y se sienta en un sillón frente a mi. Creo que ahora si la cagué. Que coño hago preguntándole a la chica de la limpieza sobre sus asuntos familiares. Solo por estar aburrido no puedo ser tan confianzudo. La miro y espero un sacudón. Pero no llega. Se sonríe. Me empieza a contar como fue crecer en un ghetto del Bronx. Como fue crecer sin padre y con una madre ausente y abusiva. Como fue crecer siendo violada por dos de sus hermanos durante cinco años. Como fue crecer no teniendo a nadie a quien decirle lo que le pasaba. Me lo contó con orgullo. Como me imagino un sobreviviente cuenta sus tragedias y como las superó. Por momentos sonreía. Yo no dejaba de oir. A los 16 años dejó Nueva York y se escapó de ese infierno, pero como no sabía que la vida no era necesariamente una caldera, se metió a otro. Fue prostituta por diez años. No lo dijo con vergüenza. Me miraba a los ojos algo desafiante. De nuevo; era una sobreviviente y tenía el derecho a sentirse orgullosa. Yo solo oía. Me contó como era abusada por su proxeneta y como tuvo que escapar nuevamente de más abusos. Se enamoró de un ex cliente. Se casaron. Dejó la prostitución y tiene 3 hijos. Me dijo que era feliz y que su esposo trabaja como mecánico en una fábrica cerca al hotel. Yo solo la miraba y oía. Se quedó en silencio unos segundos con la mirada al techo. Me mira, comparte conmigo su inmensa sonrisa y me dice: ¨I have to finish the bathroom¨.

Parece que esas 24 horas de vacio, que sin duda pasarían al olvido se convirtieron en el día en que conocí a Shaneequa.

19.12.10

Querido Papanuel

Yo nunca te he pedido que me traigas nada ni te he llenado tu correo con cartas pueriles con caligrafía inteligible, básicamente porque no creía en ti. Hoy te vi sentado junto a un hermoso árbol lleno de cajas envueltas en papel de regalo y me di cuenta que eras tú de verdad. Además te vi tan atento y risueño con los niños que se sentaban en tus faldas que me dije a mi mismo: - “como he sido tan estúpido de no creer en ti por tantos años”. Ahora me doy cuenta lo tonta que es la gente que no cree en ti, a ellos les digo que vayan a Wong para que se convenzan, que te toquen y vean que eres realidad (¿donde he escuchado antes esa frase?). Quiero pedirles perdón a mis padres por desconfiar de ellos cada vez que me contaban cuentos del viejito panzón que venía cargado de regalos del polo norte. Perdón Papá por increparte en aquella navidad del 86, cuando te tiré el jugo del pavo en la corbata porque pensé que habías sido tú el que dejó las huellas con talco por toda la casa, cuando ahora me doy cuenta que en realidad habían sido huellas de nieve de las mismísimas botas San Nicolás. A todos mis amigos del colegio que por años les restregué en sus caras su credulidad, también les pido que me perdonen por haber sido tan soberbio. Si a alguno de ustedes le maté la ilusión de la navidad alguna vez, mil disculpas, y ahora les envío los mejores deseos cargados de paz y de amor en estas épocas navideñas tan lindas. Épocas en las que el espíritu navideño me da las fuerzas y la paciencia para soportar el incremente del trafico limeño y por ende la repotenciación del caos. Épocas hermosas en las que el consumismo nos embarga, y nuestras deudas se alegran al mismo tiempo que se multiplican geométricamente, por estas ganas (¿Obligación?) de regalar a todos los seres queridos. Épocas en las que el recibo de luz se triplica, gracias a las encandilantes lucecitas que por millardos inundan la ciudad y nos dilatan las pupilas de esquina a esquina. Que hermosa es la Navidad, que hermoso es el espíritu que nos hermana y nos convierte en una masa homogénea, prácticamente poseída. Pero nada importa en estas épocas, porque no hay nada más rico que estar en la playita con una buena taza de chocolate caliente y un nutritivo panetón con mantequilla. No haya nada mejor que una fresca cena baja en grasa y carbohidratos. Pero bueno mi querido Santa, no te quiero seguir aburriendo con mi entusiasmo y voy directo al núcleo. Voy a escribir mi cartita “wordperfect” para que me entiendas cada punto y coma y te la voy a dejar debajo de mi almohada (es que no tengo chimenea para colgar mi media, estoy seguro que el Ratoncito Pérez te puede explicar exacto como encontrarla). En realidad por ser el primer año que te pido algo, no espero que me lo traigas tan rápido, seguro que te vas a demorar un poco encontrando mi dirección (Godofredo García 224 interior “B”, el timbre que no dice nada), pero no importa, yo soy paciente y sabré comprender cualquier demora. Eso sí, cuando me traigas mis regalos, espero que te ciñas tal cual a mi lista, no quiero que me hagas ningún cambiazo de modelo o que me traigas la versión made in china. Ten en consideración que nunca te he pedido nada, así que pórtate bien. Aquí voy.

Quiero una chompa de lana verde y roja, tejida a mano, con cuello Jorge Chávez y formas abstractas.

Gracias y saludos para Rudolph.

El Minotauro.


14.12.10

Sum

Este libro cayó a mis manos casi de casualidad. Bueno, en realidad no es casualidad que haya ido a la librería a comprarlo. Pero si fue cuestión de azar el que una viejita desconocida, en un tren perdido en las entrañas del imperio del norte, me lo recomendara. Y debo decir que este librito es de las cosas más originales y cautivantes que leí en bastante tiempo. Se llama Sum: Forty Tales From The Afterlives.
La premisa del libro es sencilla: El autor (un neurocientífico pastrulo de aquellos) plantea 40 posibles escenarios que se podrian encontrar tras la muerte. David Eagleman -el pastrulo en mención- se cataloga como un ¨posibilista¨, y basta leer este libro (dificil de clasificar en algún género) para entender a que se refiere.
Voy a traducir el primer escenario que plantea el libro para su disfrute.

Sum
En la vida después de la vida revives todas tus experiencias, pero esta vez los eventos son reacomodados en un nuevo orden: Todos los eventos que comparten una cualidad son agrupados juntos.

Te pasas dos meses manejando en la calle frente a tu casa, siete meses teniendo sexo. Duermes por treinta años sin abrir los ojos. Por cinco meses corridos ojeas revistas sentado en el inodoro.
Recibes todo tu dolor de una sola vez, las veintisiete intensas horas de él. Huesos se rompen, choques de autos, la piel se corta, bebes nacen. Una vez que pasas ello, no existe agonía por el resto de tu vida después de la vida.

Pero esto no significa que siempre es placentera. Te la pasas seis días cortándote las uñas. Quince meses buscando por algún artículo perdido. Diesiocho meses haciendo cola. Dos años de aburrimiento: mirando a través de una ventana de bus, sentado en un aeropuerto. Un año leyendo libros. Te duelen los ojos y te pica el cuerpo, porque no puedes ducharte hasta que llegué el momento de tu maratón de doscientos días bajo el agua. Dos semanas preguntándote que pasa cuando uno muere. Un minuto dándote cuenta que tu cuerpo está cayendo. Setentisiete horas de confusión. Una hora dándote cuenta que te has olvidado el nombre de alguien. Tres semanas pensando que estás equivocado. Dos días mintiendo. Seis semanas esperando la luz verde. Siete horas vomitando. Catorce minutos experimentando pura alegría. Tres meses lavando la ropa. Quince horas firmando. Dos días atándote los zapatos. Sesentisiete días con pena de amores. Cinco semanas manejando perdido. Tres días calculando propinas en restaurantes. Cincuenta y un días decidiendo que ropa ponerte. Nueve días pretendiendo entender de lo que se está hablando. Dos semanas contando dinero. Diesiocho días mirando dentro del refrigerador. Treinticuatro días anhelando. Seis meses mirando comerciales de TV. Cuatro semanas sentado, pensando y preguntándote si podrías estar haciendo algo mejor con tu tiempo. Tres años tragando comida. Cinco días subiendo cierres y abotonando. Cuatro minutos preguntándote como sería tu vida si pudieras reacomodar el orden de los eventos. En esta parte de la vida después de la vida te imaginas algo análogo a tu vida terrenal y la idea es gratificante: una vida en la cual los episodios son partidos en partes diminutas, en donde los momentos no se tienen que soportar, en donde uno experimente la alegría de saltar de un evento al siguiente como un niño brincando de punto en punto sobre la arena ardiente.
------------------------------------------------°-----------------------------------------------------------


Aquí les dejo un link donde pueden leer gratis un extracto adicional del libro: °°°°°°°°

10.12.10

Despierta despertador

Hoy le cambié las pilas a mi despertador. Es la segunda vez que lo hago desde que me lo regalaron hace 18 años. Es un CASIO Quartz DQ-580. El pobre ya pedía chepa, tenía que ponerlo en ángulo para descifrar la hora porque con las justas se distinguía el contraste entre los números y el fondo liquido. El snooze dejó de funcionar y eso si que es crítico. Despegué el masquin que tiene pegado para que la tapa no se salga y las pilas no se caigan, boté las duracell y le puse unas energizer y listo, a esperar quien sabe cuantos años más. Otra cosa, lo he devuelto a la vida, ahora el tiempo si me mira con los ojos abiertazos. Al pobre le he agarrado cariño. Hace un par de meses traté de remplazarlo por uno de polvos rosados que no me duró ni 2 días. Para mí era una forma de aceptar el cambio y una decisión por despertar de otra manera. No funcionó. El destino me pedía que siga con mi fiel compañero de tanto tiempo, más de la mitad de mi vida. El me acompaña, pero no siempre me despierta. Por lo general me despierto solo antes que él, lo miro, y lo mando a la mierda. Sigo durmiendo. Si me llega a despertar, lo apago. A los 5 minutos lo vuelve a hacer y yo lo vuelvo a apagar. Es una danza que dependiendo del día puede durar varios minutos, e incluso varias horas. Nunca lo pongo a la hora que me tengo que levantar, siempre unos minutos antes para poder seguir durmiendo. Eso sí, cuando me tengo que levantar en serio, allí si lo pongo a la hora exacta y no entro en huevadas. Algunas veces me ha fallado, como cuando pongo la hora en pm en vez de am. O sino cuando el snooze ya ni me hace cosquillas. Si de dormir se trata puedo dar fe que cualquier lugar es bueno. La playa, el piso, el baño (sentado en el wáter o abrazado de él), sentado en una carpeta en clase de filosofía, debajo de la cama, el carro, la banca de un parque parisino en los Champs-Élysées (mi favorita), una camilla de masajes, el cine y hasta parado (créanme que es posible). Pero no es lo mismo dormir que despertarse, que en principio son dos caras de una misma moneda. Muchas veces uno tiene el deber moral de despertarse aun cuando no está durmiendo. Y para eso existen otro tipo de despertadores. Suerte tenemos si encontramos algunos por la allí, pero si no es el caso no debemos amilanarnos, somos finalmente nosotros mismos los que debemos escoger el tipo de sonido deseado y activar la alarma para el minuto siguiente. No es la voz que cuando nos vayamos a dormir la eterna siesta recién despertemos para darnos cuenta que en realidad ya estábamos dormidos.

Ya lo dice el viejo y conocido refrán: “Los cuentos no son para dormir a los niños, sino para despertar a los adultos”



6.12.10

Airport


Me baño. Me afeito. Shhh en el ala. Shhh en el cuello. Me visto... Listo. Recontra tiza.
Aeropuerto. Maletas. Esta vez no me joden, me confio. Un aliancista grandazo me mira desconfiado. Le escapo al contacto visual. Me hago el loco. Estoy demasiado tiza.
Hey sir rebuzna el gigante. ¡Ta mare! puteo bajito. Lo encaro.
I need to check your bags me ladra. !Ta mare! puteo más bajito.
Alianza procede a destruir el planificado desorden de mi maleta. Busca y busca pero no encuentra. Se lo toma con calma. Yo no tengo calma. Se me escapa mi vuelo. Me quedé dormido. Apúrate la re de tu p madre, puteo en mi cabeza.
Frustrado por no encontrar algo interesante me mira con sus ojos de buey y me deja pasar.
Aligero el paso. El avión se va. A pesar de todo sigo Tiza. Siguiente parada. Cola pendeja. Espero. Espero. Espero. Me toca. Pongo cara de angelito. Las huevas.
Could you step aside sir? escucho en tono imperativo. ¡ La reputamadre! vuelvo a putear bajito.
Me saco los zapatos. Me revisan mi mochila. Me introducen en esas máquinas nuevas. Me ven calato. Me liberan.
Ahora estoy corriendo desbocado. El avión de mierda se va en serio. No tengo otra opción que llegar. Es urgente.
Sudo. Me agito. Llego al counter de la linea aerea desesperado. Una gringa con cara de cojuda me recibe con sonrisa falsa.
Sorry sir but we had a delay in the flight me dice recachosa.
¡Gringa ctm! le digo sonriendo.

2.12.10

¡Vaya Google!

No me acuerdo exactamente desde hace cuando uso el Google Chrome como navegador pero estoy casi seguro que fue desde que salió al mercado (hace 2 años). He sido un fiel usuario y más que eso un proselitista (podría estar en los libros de Al Rice y Jack Trout como ejemplo de marketing). A todo el mundo le recomendaba usar el navegar y con mucha gente logré incluso que se cambien y comiencen a usarlo. Y es que en realidad mi vida cambió desde que uso el Chrome. Me he vuelto un hincha acérrimo. Mi experiencia al navegar la web cambió radicalmente desde que dejé atrás al torreja de Explorer. Definitivamente la velocidad de navegación con el Google Chrome (fuera de la velocidad de conexión de telefónica q es una mierda) es alucinante. Todo se hace más fácil y más simple y los resultados son inmediatos. Encuentro lo que busco en dos patadas, accedo a las paginas frecuentes con un clic, y puedo tener abiertas todas las viñetas que quiera sin ver mermada la velocidad. Es la panacea. Básicamente toda mi relación con la computadora gira en torno a este programa, un facilitador de acceso al mundo. Al margen de algunos documentos de Word o Excel y algo de photoshop, todo en mi maquina pasa por el Google Chrome. Mi vida es Google Chrome.

Ayer, torpemente instalé un .exe pensando que era una actualización de flash para poder ver un video de Kanaku y el Tigre (banda nacional que al margen de los problemas que me ocasionó recomiendo altamente) y a partir de allí todo se puso marrón. Todo se fue a la mierda. Comenzó la pesadilla. El bendito y bien amado navegador no funcionaba, lo abría y se cerraba, lo abría y se cerraba (ya lo decía Einstein que es una locura esperar resultados diferentes haciendo siempre lo mismo), todo esto acompañado de una cómica ventana que decía “¡Vaya! Google Chrome ha fallado, ¿deseas reiniciar?”. Conchasumadre, que impotencia. El sudor comenzó a hacer su trabajo. Los jugos gástrico también hicieron lo suyo y el intestino grueso empezó a carburar. Las válvulas ventriculares se aceleraron y la vista se nubló. Crisis. Quería usar el Ctrl + Z mil veces pero como leí en el estado de Facebook de una amiga, en la vida no existe ese comando. Pero bueno, pasaron los segundos críticos y la razón se incorporó, tomo aliento y se abrió paso entre la mierda y los jugos gástricos. Piensa Marquitos. Acuérdate de tus clases con Rosita (Shif efe osho), piensa que haría Robert en esta situación. Tenía que hacer algo. La maquina no me iba a vencer (todo esto mientras pasaba por mi cabeza la formateada de disco duro, ir a Wilson a recuperar toda mi info y todos los demás etcéteras). Primero recurrí al Explorer para buscar posibles soluciones en los foros. De por sí ya era desalentador y humillante tener que usar la carcacha destartalada de navegador, y más desalentador aun fue cuando comencé a leer en los foros que la solución a mi problema no era tan sencilla. Unos decían que use un antivirus, otros que formatearon su máquina y aun así persistió el problema, otros recomendaban contactarse con los headquarters de Google, pero ninguno me daba una solución concreta. Hasta que se me ocurrió reiniciar la computadora en modo seguro (ojo que ya la había reiniciado varias veces y también había instalado y desinstalado otras tantas el programa) y allí se me presentó una opción que no conocía y que decía: System Restore (o algo por el estilo). Y básicamente lo que hace esta aplicación es que resetea tu sistema con los parámetros que tenías antes de una determinada fecha, en mi caso 30/11/2010 9:21:00am. Justo la hora en la que había intentado ver el videoclip de Kanaku.

Final feliz: Restauré el sistema. Le metí un par de pasadas con 2 antivirus distintos y LISTO! Volví a respirar tranquilo, el alma me volvió al cuerpo y mi vida regresó al ceteris paribus, a mi estado basal, abrazando nuevamente al hasta hace algunas horas moribundo Crhome. Si bien estoy feliz y contento de haber recuperado a mi inseparable navegador, siento que me va a demorar todavía un tiempo en recuperar su confianza. Al que consideraba fiel e inquebrantable amigo, me falló. Lo volverá a hacer, en qué momento? Cuánto durará? Será una luna de miel o será para siempre? Sólo el tiempo lo dirá. Por ahora no me queda más que decir: Bienvenido nuevamente amigo Chrome.

Acápite: “Si cuentas un secreto, no pretendas que el otro lo guarde, porque ni siquiera tu pudiste hacerlo”. Pero igual como jode cuando alguien cuenta algo tuyo que no debería haber contado, y peor aun cuando la persona que lo cuenta cree insulsamente que te está haciendo un favor. Como hacer que la razón solucione el problema de Google Chrome, si a falta de Crtl + Z también carecemos de “System Restore”. Tiempo, paciencia y buen humor, difícil labor. Tocar el saxofón, junto a un buen cajón. Flexionar, inclinar, raspar, terminar el golpe y disfrutar el mathcpoint.



25.11.10

La religión es dañina para la salud II

Pasó bastante tiempo, y ya era hora que posteara la segunda parte (leer aquí la primera). Pero esta vez no sere yo quien suelte la artillería, sino que lo hará el master Bill Maher.
Contundente.

21.11.10

Parafernalia

Pienso, escribo, reflexiono, censuro, borro, callo, me apuro, descanso, pienso, siento, sueño, duermo, despierto, me frustro, miro, me presiono, parpadeo, muerdo, discuto, leo, juego, miro al techo, hablo, como, pienso, escribo, pienso, huelo, ronco, respiro, reprimo, salgo, ando, me rasco, suelto, tomo, descanso, pienso, respiro, suspiro, posteo.









Estas imágenes le pertenecen a Ibraheem Youseff, cualquier duda o consulta es con él. Espero esta mención sea suficiente para que Mufarech no me demande por plagio y difamación.

18.11.10

Perú, sexo y dios

No suelo hacer esto. Normalmente cuando se trata de estos temas yo mismo me encargó de poner la dinamita. Pero Oh Sorpresa! accidentalmente caí en la columna de este viejo y mañoso político que me parecía uno más del resto, pero me llevé una agradable sorpresa.

Con motivo de las recientes declaraciones del bienamado ¨Cardenal del odio¨ Cipriani que queriendo, una vez más, entrometer a su iglesia en asuntos de estado (iglesia y estado no se mezclan... repitámoslo hasta el cansancio) como lo son la salud reproductiva, derechos de la mujer y sexualidad consentida, me doy el permiso de colgar la brillante columna de este polémico -y hasta extraño- político. También me tomo la licencia de colocar en negritas las frases que a mi entender son poderosas.
No dejen de leerla.


Hablemos de sexo
Por Jose Barba Caballero

15 de Noviembre del 2010
¨Al margen de si se aprueba o no el dictamen de la Comisión de Justicia sobre la despenalización del sexo entre adolescentes, lo importante del tema es que nos permite abrir un debate que debe estar al margen de todo dogmatismo.

Ya sabemos lo que los moralistas y los místicos piensan al respecto; pero quizá sea oportuno recordar que los hombres de ciencia modernos prefieren ver al adolescente como un ser unitario, naturaleza espiritual y corpórea, cuyas necesidades síquicas y físicas tienen los mismos derechos a un desarrollo sano. Etiquetar como "pecado" la atracción natural de los sexos, sólo revela que quienes predican esta moral confunden virtud con continencia. Si algo necesita un muchacho o una muchacha en su inevitable ingreso a la madurez sexual es educación, anticonceptivos, padres distintos a los que tuvimos nosotros y un ambiente social que no reprima con argumentos morales la vida amorosa normal. Si como indican las estadísticas, más de la mitad de los adolescentes tienen sexo a partir de los quince años, ¿no sería más sensato prepararlos adecuadamente para evitar embarazos y enfermedades? Si algo enseña la experiencia internacional es que mucho más práctico que el sermoneo ético es educar a los adolescentes en el uso correcto de su sexualidad. El resultado será el de individuos sexual y moralmente sanos, libres de impulsos sádicos y otras perversiones que son el colofón de una educación basada en la represión sexual. Esa moral que grita: "¡No conocerás!". "¡No disfrutarás!". "¡Está prohibido!". Es una moral irracional que consigue exactamente lo contrario de lo que busca. No es pues extraño que la feligresía le rece a Dios con un condón en sus bolsillos. Cuando las normas morales se oponen a las naturales, deben pagar el precio del ridículo.

Si las familias educaran al respecto, y el Estado no le diera tanta importancia a las opiniones confesionales, de cuántas desgracias libraríamos a la muchachada. Pero no, los místicos hacen guardia, y jamás entenderán que una moral buena con práctica mala, es igual a moral mala. Si el perro del hortelano que no come ni deja comer pudiese optar por una filosofía, de seguro que se proclamaría moralista y se lanzaría contra los libres pensadores con todo lo que le es característico: devoción, intolerancia, agresividad, rigidez, monólogo. Por ahora así son las cosas... pero el futuro no les pertenece.
Publicado en el Diario Correo

14.11.10

Entremes con el Dr. Chapatín

One Night Stand from Jack Tew on Vimeo.


9.11.10

La teoría de mi amigo

Un amigo mío tiene una teoría bastante interesante. Él está convencido que la ¨verdadera¨ personalidad de una persona aflora durante un partido de futbol. En realidad la premisa es sencilla; en una situación en donde la frecuencia cardiaca puede llegar al triple de lo normal, donde la adrenalina circula a borbotones por el cuerpo y donde el sudor empaña la vista,  la corteza cerebral y en especial la prefrontal (que es la que nos hace humanos) es anestesiada por este aluvión de excitación al que muchas veces nos induce el futbol. La consecuencia también es lógica; la razón y el autocontrol se vuelve un ejercicio complicado, por lo que aparece la desinhibición y violencia que es comandada por el cerebro primitivo que todos tenemos (el que nos hace monos).

Pero mi amigo, que del tema conoce bastante, también considera que la fragilidad emocional de alguien está directamente relacionada con la ausencia de autocontrol en situaciones así.
Allí está el que en su día a día acumula frustraciones y que no encuentra otro escape más que en la canchita del barrio. O también se ve con frecuencia el acomplejado que bajo el efluvio de adrenalina encuentra la excusa perfecta para desahogar alguna carencia. Esta teoría, que me parece muy lógica, es bastante eficaz para conocer a alguien realmente, en todos los ángulos. Comparable es el borrachito que libera su verdadero ser gracias al alcohol. Está el borracho violento, el borracho patán, el malcriado, el cariñoso, el bonachón, etc.

Lo que realmente me divierte es ver como algunos se atreven a decir cosas que en situaciones donde las pulsaciones están serenas ni pensarían en soltar. ¿Hipocresía?
Mientras termino de entender los alcances de la ¨teoría¨ seguiré divirtiéndome conociendo la escencia de esos caballitos desbocados que corren por ahí.

2.11.10

Fulbolsofía

Hace poco la Selección Española de Futbol recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. El premio en si puede ser algo irrelevante y arbitrario pero las palabras del entrenador Vicente del Bosque al recibirlo me parecieron reveladoras. Estoy seguro que si Burga y sus secuaces escucharon ese discurso no le prestaron ni la más mínima atención (algo que deberían hacer aquellos interesados en llevar a una selección al mundial) y ni que decir de Farfán y de Manco que seguramente no entenderían ni la mitad de lo que dijo, seguro pensarán que el que hablaba era el Quijote. En realidad el problema de FPF no es el técnico, no son los jugadores y mucho menos los periodistas, el tema es que al verdadero responsable no le interesa un carajo desarrollar el deporte en Perú y mucho menos llegar al mundial, solo le interesa su cupo en la FIFA y punto.

Pero bueno, es un pequeño discurso que vale la pena escuchar, que si Markarian quisiera adoptarlo (o al menos tratar de imitarlo) le haría mucho bien a nuestro fulbol y que además son ideas universales que pueden ser adaptadas perfectamente a nuestra vida cotidiana.

Escuchad vasallos...


27.10.10

FCKH8

No soy gay, pero igual creo que...
Esta es una frase común que se utiliza cuando se toca el tema de la discriminación y derechos de los gays. Los que entendemos que todas las personas deben tener todos los mismos derechos sin importar que hagan con sus genitales, casi siempre reforzamos lo que tratamos -con buenas intenciones- de corregir.
Empezar a sustentar el argumento , llamémosle pro-gay, con una aclaración importantísima - ¨no soy gay¨-, le resta peso a gran parte de lo que se pueda decir. Ese miedo inconsciente que parece tenemos todos los hombres hace que nos volvamos condescendientes y hablemos del tema como si de un handicap se tratase. Y sin duda que si nuestra intención es apoyar ¨la causa¨, flaco favor hacemos dejando que afloren nuestros propios prejuicios ,que aunque no lo reconozcamos, flotan por nuestra cabeza.

Pero bueno, será cuestión de tiempo y sobre todo acciones concretas las que nos liberen y nos ayuden a  dejar de ser tan brutos.
Y una de ellas, es una genial campaña que reclama (sin pedir porfavor) los derechos que los homosexuales tienen para casarse y divorciarse con quien les dé la gana. En pocas palabras dicen que si no te gusta que personas de un mismo sexo se casen... pues no te cases con una y deja de joder.

Se llama FCKH8 (fuckin´hate  ó fuckin´haters) y es crudo, real, sincero y con mucho huevo (¿ya ven como siempre se escapa alguna connotación de macho cavernícola?)
Los autores de esta campaña son un ejemplo de como no se debe pedir porfavor ni suplicar cuando se trata de exigir se cumplan los derechos que todos tenemos. Bien por ellos. Bien por los que se atreven.

25.10.10

¿Dónde está la SODA?

Se ha cometido un crimen. Hoy compré un paquete de galletas de SODA, obviamente SODA Field (no existe otra, esa es la soda, ni la fenix ni la san jorge le llegan a los talones). Me llamó la atención el nuevo diseño del empaque, se habia vuelto algo más sobrio y resaltaba en él la palabra "Original". No le di mucha importancia al asunto y procedí directamente a introducir a las susodichas a mi fauces. En el trayecto entre mi mano y mi boca, detecté algo extraño y me detuve. Me puse a analizar la galleta y noté algunas cosas extrañas. Su cuadratura habia cambiado, ya no era perfecta, ahora parecia que la habian cortado con otro molde, aparentemente una nueva máquina. Ademas presentaba un color punteado, para que entiendan, la galleta estaba pixeliada. Ya no era meticulosamente plana, tenia unos pequeños crateres que incluian una imperfección en sus delicados huecos (por donde se suele escapar el queso, la mantequilla o la palta). A pesar de todo eso, y luego de algunos segundos de intriga, coloqué la pequeña galleta (si, tambien me parece un poco más chica que de costumbre) entre mis dientes y comencé a masticar. Inmediatamente me di cuenta que me habían cambiado de galleta, ese sabor inconfundible de la SODA de siempre había desaparecido y ahora se confundía con una textura resquebrajada que además se atracaba en la garganta cual galleta de agua deshidratada. Mi desconcierto era total, no sabía si llamar al Serenazgo o a Incopi. Me resistía al hecho de pensar si quiera que estaba presenciando el fin de una era, toda una infancia se desvanecia de mi memoria de la misma manera que la noche se pierde con el dia. Como diría Delfin hasta el fin: No Puede seeerrr.

Que diablos pasó por la mente de Field/Nabisco/Kraft, han jodido su producto bandera, su buque insignia, su Fenix 2, su Tigresa del Oriente, su Sorrento, su Copa Esmeralda, su Incakola, su Chicle 2 en 1. Realmente han cometido un crimen contra la humanidad. Espero que todo esto sea un error de producción (que en tal caso también la han cagado, como lo hizo Pilsen en su momento) o que tal vez es parte de una campaña de intriga (ahora que esta tan de moda).

Levanto mi voz de protesta, y comienzo La Lucha (por cierto, muy buenos sanguches). Únanse a esta causa y logremos el gran cambio. Únete al grupo "Devuélvanme la galleta de SODA Field (la original de verdad)" y protestemos, no dejemos que se pierdan nuestros valores tan fácilmente. Pronto estaremos anunciando un plantón en la avenida Venezuela frente a la fabrica Field, y no nos moveremos de allí hasta que restituyan la SODA de verdad o hasta que la ONPE termine de contar los votos.

20.10.10

Cachetada al CULO

Hace una semana que terminó el sintonizado rescate de los mineros atrapados por más de dos meses en una mina chilena. Un hecho estrictamente privado se convirtió en un caso de interés no sólo nacional sino también mundial. No se trató de un atentado terrorista, o de un desastre natural, ni era una situación que amenazara la vida de otros pobladores de la zona o que pueda tener un mayor impacto en otros sectores del país. 24 horas de “primetime”, con transmisiones en vivo, minuto a minuto, vía internet, a través de las cadenas más importantes de noticias y con corresponsales de más de 30 países, todo eso para cubrir la “noticia” de 33 pobres (alguito de pena me dan) mineros, víctimas de un accidente de trabajo, cuyo prolongado tiempo en cautiverio subterráneo alimentó el morbo y por supuesto el rating (ayer un obrero se murió tras caer del 5to piso de una construcción, ¿se enteraron? claro, era uno solito, en el centro de lima, a 15 metros sobre el nivel del piso). Sería bueno que igual publicidad tengan los disidentes cubanos o chinos, privados de sus libertades probablemente por mucho más tiempo que dos meses, y sin temor a equivocarme en peores condiciones que hacinados a 700 m.b.n.m, y peor aún no debido a un hecho fortuito sino tan solo por pensar diferente. O tal vez todas las mujeres que viven oprimidas por los regímenes islámicos y que se encuentran igualmente enterradas debajo de su delgada Burka. Ni que hablar de los esclavos (hombres, niños y mujeres) chinos, taiwaneses o vietnamitas, que ahorita mismo deben estar fabricando tus próximas zapatillas o tu próxima computadora. Ya que estamos, aquisito en Carabayllo hay unos niños picapedreros tragando hollín todos los días. Pero bueno, no tiene caso hablar de ellos porque no son mediáticos, y su “rescate” costaría muchísimo más que lo que costó el rescate de los mineros y no traería ninguno de los beneficios que trajo (y seguirá trayendo). Y no me refiero a los beneficios obtenidos por las cadenas de noticias, ni a los beneficios que supuestamente recibirán los mineros (que les aproveche sus regalías por películas, libros, entrevistas, álbumes de figuritas, etc.), sino me refiero al beneficio político que muy bien supo manejar (y seguro sabrá capitalizar también) el gobierno de Piñera.

Para el gobierno chileno, este episodio le puede traer más réditos de los que pudiera imaginar, y es que demostrar que se es capaz de asegurar la vida de sus ciudadanos, cueste lo que cueste, perseverando y movilizando tantos recursos (ojo que la NASA estuvo metida en esto) por 33 patitas, demuestra realmente de que esta hecho un gobierno y finalmente para lo que sirve. El valor que tiene transmitir a toda la población la sensación de seguridad es muy grande. El mensaje es: “Mira lo que hicimos por estos mineros, también lo haremos por ti si fuera el caso”. Ese es el rol del estado finalmente, brindar seguridad (tanto tangible como la percepción o aun mejor el convencimiento) a sus ciudadanos, y más que policías cuidando las calles y militares cuidando las fronteras, saber que tu gobierno responde por ti, te respalda y se preocupa es realmente importante. Allí es donde ves plasmados tus impuestos y confías en el gobierno, estas tranquilo que si algo malo te pasa (desastre natural, secuestro, injusticia, etc.) allí va a estar tu estado para ayudarte y respaldarte. Un estado que te debiera brindar la educación que tus hijos se merecen, un sistema de salud integral de calidad sin importar tu condición social o económica, un sistema de justicia que defenderá y protegerá al que tenga la razón. Así es como se forman los pilares fuertes y durables para construir todo lo que se quiera construir. El famoso “desarrollo” debe ser una consecuencia, y sea realmente sostenible y no se derrumbe con el soplido de un grupete de agitados agitadores. Quizá es mucho pedir y siga siendo muy idealista, pero esos son realimente los pilares que se construyen para tener una gran nación. Con eso la gente se sentirá parte de esa gran nación y por más absurdo que suene no botarían basura a las calles, porque sentirían que son realmente suyas, no le sacarían la vuelta a la Sunat (bueno acá siempre habrán pendejeretes pero es la idea) porque no se sentirían engañados por su gobierno y con gusto ayudarán a construir su propio país con sus impuestos sintiéndose parte de todo el engranaje.

Pero en el Perú solo tenemos cifras, porcentajes de crecimiento, milagros nacionales, PBI, baja inflación, atractivo de inversión, standard & poor´s, y de que chucha me sirve todo eso, si el propio presidente me mete un lapazo. El jefe de la justicia me dice que no puedo confiar en ella y que mejor me las arregle yo solo (definitivamente conoce muy bien su chingana y sabe que entrar a litigar en el Perú no sirve de nada porque te van a pasear años con tu juicio para que finalmente lo gane el de la billetera más gorda). Los policías en vez de cuidar las calles y proteger al ciudadano están hablando por celular, emborrachándose en las comisarias, acechando a los conductores cobrando coimas, robando bancos, o matando a “supuestos” ladrones de bancos. La ONPE no es capaz de contar votos eficientemente y pone en seria duda el sistema democrático. ¿Alguien sabe como sigue el sur después del terremoto? A no, eso ya pasó hace 3 años, ya fue, a quien le importa, y al estado menos. Incapaces de asegurarme un desplazamiento eficiente por las ciudades y por el país entero. A todos los presidentes les encanta hacer carretera y mas bien inaugurar carreteras, pero todavía seguimos en la época de la carreta con autopistas de un solo sentido, donde te tienes que chupar al camión que va delante de ti a 20 por hora sin poder adelantar porque de bajada viene un loquito en neutro o un Ormeño. Eso si tienes suerte que un interprovincial somnoliento o sin frenos no te saque del camino mandándote al primer rio que se te cruce por delante. Y nuestra realidad puede seguir por páginas de páginas. El peruano no vale ni mierda. Esa sensación constante de desamparo en la que vivimos se ve reflejada con nuestras acciones como sociedad. Después nos quejamos que pobre voluntario le grite corrupto al presidente en su cara. Los peruanos somos ciudadanos desprotegidos, que debemos aplicar la ley de la selva para poder levantar un poquito la cara y que se nos pueda ver la punta se la nariz en medio de un ambiente en putrefacción.
El crecimiento no puede ir solo, sin pilares, porque finalmente es como un castillo de naipes que con ligero viento se desmorona. Me queda claro la clase política, encabezada por el presidente, no están dispuestos a construir estos pilares, y es más bien gente particular (no tengo que mencionarlo a Gastón, ya saben que me refiero que gente como él) la que tiene que trabajar en ello para lograr un cambio solido y sostenido, y que no vuelva otro de los ciclos a los que estamos acostumbrados en que todo lo avanzado se viene abajo y seguimos al son del ferro carril carril carril de lima a la paz la paz la paz un paso pa tras pa tras pa tras.
Esta vez la moralina de la semana viene gracias a Gandhi: Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

16.10.10

Crónica felina

Vivo con una enemiga. Se llama Julia.
Nuestra historia es algo particular y aquí una breve reseña.

Nacida un 13 de Marzo del 2006-hija única de un pendejo gato techero y una refinada felina de las altas alcurnias limeñas-. Horacio, su padre (que en paz descanse y que su alma sea protegida por la diosa Bastet ) fue un tremendo rufián; rompía con los protocolos sociales de la estricta estructura de convivencia gatuna, y se dedicó durante la mayor parte de su vida adulta -hasta donde pude verificar en los registros- a enamorar y fornicar sin piedad a cuanto cuadrúpedo se cruzó en su camino. Tenía un perverso gusto por las damitas de alcurnia, las cuales caían rendidas ante su salvaje y rebelde apariencia. Era el Fonzie del barrio.
Y así, una noche mágica, sin saber como llegó a un barrio pituco, de esos donde las peludas doncellas (le gustaban bien peludas) no conocían más que caprichos. Hábilmente se posó sobre el marco de una ventana entreabierta y quedó estupidizado, incapaz de creer lo que veían sus ovaladas pupilas. En ese místico  momento hubo una chispa que conectó a Horacio con la más hermosa doncella del reino animal. Su nombre: Chuchú.
 Este furtivo acercamiento dio inicio a la más épica y compleja historia de amor entre dos felinos jamás registrada. Y procedo a narrarla:
Horacio se abalanzo sobre la virginal Chuchú y la violó a quemarropa.
Nunca más se vieron.

Y bueno pues, fruto de este apasionado y sincero amor nació una gatita, que desde muy pequeña desarrolló una habilidad que la definiría en el transcurso de su vida; la capacidad magistral de no hacer nada.
A los poco meses de parida, vaya a saber porque, Chuchú le negó el amor que una madre le debe a sus vástagos. Pocas fueron las ocasiones, como luego me confesó, que su madre le brindó la teta para satisfacer su apetito. Se hace imposible entender como una madre pudo ser tan desnaturalizada y renegar de su única hija. Pero dado el evidente estado de abandono y maltrato psicológico del que era víctima esta dulce y floja gatita, el dueño de Chuchú (que en algún momento pensó en  ofrecerla en forma de adobo a los comensales de su concurrido restaurant) con buen juicio decidió obsequiar a esta hija no querida. Y así es como llegó a mi vida.

Las primeras impresiones son importantes, y debo confesar que desde el primer instante en que nos cruzamos noté que no sería una relación fácil. Pero tampoco soy un desgraciado. Comprendí la penosa situación en que se encontraba esta señorita de garbozo andar. Me la presentaron con un tentativo nombre: Abril. Al oir esto, compartimos una mirada complice, y logré comprender que detestaba ese estúpido nombre que evidentemente habia sido producto de la improvisación (como dije, nació en Marzo). Rápidamente la bauticé con el nombre de su bisabuela materna, que había sido la mascota de un prestigioso agregado militar checoslovaco en Jaén.

En los primeros meses con su nueva familia, Julia se mostraba atenta y aplicada; estudiaba el entorno. Sus agudos y brillantes ojos verdes captaban todo lo que acontecía a sus alrededores. Cada movimiento, cada sonido era sistematicamente grabado en su machiavélica cabeza, que a mi enteder, iba maquinando ya un maléfico plan para imponer su reinado.
Traté de confraternizar y limar nuestras primeras asperezas generadas en nuestro primer encuentro. Pero al parecer, la confraternización con sus futuros lacayos no figuraba en sus planes de dominio.
Poco a poco fue ganándose la confianza de todos a su alrededor. Ya solo se limitaba a emitir un sutil maullido para que 4 personas, casi en estado zombie, acudieran a alimentarla, peinarla, rascarle la panza, o a limpiar sus podredumbres de su caja de arena (arena extra fina, sino a modo de protesta se cagaba por donde sea).  Pero como era claro que yo- casi tan astuto como ella- estaba al tanto de sus planes y me resistía a rendirle pleitesía, inició  lo que yo le llamé ¨la guerra del desgaste¨.

Mostrando su verdadera identidad
 En inicio, muy hipócrita ella, me ofrecio mimos y dulces maullidos. Luego, al ver que no bastaba con cursilerías, se dedicó a cubrir por completo toda mi ropa con sus largos y finos pelos. Ella bien conocía mi alergía que me inutiliza luego de 35 estornudos seguidos. Me era imposible no encontrar su huella en cualquier atuendo que me ponía. Ella me parecía decir: - ¿Querías guerra?.. Pues ahí tienes.
Yo no podía mostrar debilidad ante esta artimaña tan sucia y artera, por lo que haciendo de tripas corazón, aumente la dosis de mis antihistamínicos y proseguí con el ánimo al tope.

Este, creo yo, fue un duro golpe para la satánica Julia; ya que suponía que con esta simple maniobra me tendría bajo su control. Pero como buena villana que es, dio un paso más.
Como mencioné, ella había hecho un excelente trabajo de inteligencia; conocía rutinas, horarios, tendencias, gustos musicales y demas detalles de cada miembro de su imperio. Y bajo pretexto de ¨limpieza estomacal¨, se dedicó  a vomitar una mezcla de comida para gatos (solo come una marca la puta) en mi trayecto nocturno a la cocina. Bien sabía ella que duermo sin medias. El resultado se lo pueden imaginar.

Esta nueva estrategia melló mi confianza, pero nunca me preparó para la última etapa de su ¨guerra de desgaste¨... el sucio exhibionismo.
Es bien simple y bastante efectivo. Se hecha panza arriba, de preferencia cuando estoy comiendo, y procede a lamerse sus partes pudorosas, mirándome directamente a los ojos como diciendo: - Mira que sucia soy. Mira como me lamo mientras comes, huevonazo-.

Suena poco relevante dicho acto. Pero deben considerar que estas maniobras se han venido repitiendo desde hace ya varios años, y aunque aún me resisto, debo reconocer que gracias a los techeros genes paternos y la delicada apariencia heredada de su sangre azul, me viene venciendo batallas tras batalla.
No se dejen engañar... es maligna

11.10.10

Pie de página (amarillo)

Hace más de un año escribí un POST que hacía referencia a unos comerciales de vinifan. En él menciono que en realidad estaba buscando un comercial en especial pero que sólo había encontrado los que utilicé en aquella ocasion y que fueron los que me llevaron a discutir sobre determinado tema. Hoy, gracias al fb, he encontrado un fragmento de aquel histórico comercial que buscaba. Más de un año despues ha aparecido. Con evidentes fallas de origen del VHS o Betamax (son 20 años de antiguedad o quizá más) se puede apreciar claramente el final apoteósico de dicho comercial. Sin más los dejo con la inmortalzación de "AMARILLO".


7.10.10

¡Aquella noche!

Si partimos desde las premisas populares que inundan las historias de este tipo, podemos capturar y de algún modo, sumergirnos en la fantasía nutritiva que son las supersticiones y consejos de abuela.

Aquella noche, tan común y tan corriente como todas las otras; donde tras una específica cantidad de horas de brillo solar- cantidad variable según la ubicación en el globo en que uno se encuentre-, aparece sin pedir permiso (por algo es el rey de los astros) un velo de sombra multicolor, partiendo de amarillos y anaranjados, pasando por rosas, rojos, púrpuras y finalmente un brillante negro moteado por lamparines suspendidos en su infinito. Pero así como todas las noches se repiten una tras otra, casi sin variación, de vez en cuando alguien se apiada del sopor general de este ciclo para exaltarnos con algún evento, llamémosle, inusual.
Y esta anomalía nocturna se cruzó con mi habitual insomnio. Concluyo, en este inicio de mi escrito, que pequé de romántico. No es secreto que la capa grisácea de nuestra emo-ciudad es un laberinto sin salida para los tontos que acostumbramos, cuando el ánimo es preciso, mirar en busca de alguna estrella que se revele ante la dictadura de este techo de algodón. Pero bueno, ese detalle no hace más que agigantar mi experiencia que a continuación describiré.


Asomo mis narices por el cuadrado de la pared. Busco nada en particular, pero busco algo. Primero, como digno primate que soy, agacho la mirada y veo la ciudad llena de zombis (vivir en un piso 16 le da sentido al enunciado). Más de lo mismo. Gracias a mis cervicales elásticas alzo la mirada sin la intención de encontrar alguna musa de poema, y ahí es cuando ocurre lo que en tantos sueños de crío viví: Una luz; nada habitual en mi memoria, nada habitual en mi cielo. No es una estrella… las estrellas no se mueven así. Tampoco es un avión… los aviones vuelan distinto. Superman y el capitán cavernícola no tienen faroles colgados según recuerdo. Entonces… ¿Qué es?

Parpadeo compulsivamente, no vaya a ser el inicio de una migraña. Vuelvo a enfocar. Nada cambia. La luz sigue allí a lo lejos. Como buen Homo sapiens me digo –calmate, que no eres tan solo un primate- pero no logro desencantarme de lo que observo. Ahora la luz parece algo más brillante. Ya no es rojiza, se ve azul. Entre los algodones grises del cielo esta travieza luz-antes roja, ahora azul- me inquieta. Se mueve en espiral por unos segundos y bruscamente cambia de rumbo. La veo acercarse, o al menos eso parece. Noto mi boca abierta y la cierro. En boca cerrada no entran moscas pienso.¿ ¡Pero que coño es eso!?

Indefectiblemente me debato entre lo obvio y lo que parece obvio. Me paralizo cuando la luz se hace verde. Tengo que aceptarlo. No me queda opción. Mi arsenal de (escazas) explicaciones se me va agotando y solo me quedó murmurar: OVNI.

La pierna derecha se me adormece, pero mi cerebro está hipnotizado por la inquieta luz. No puede ser un OVNI, me repito. Mis últimas defensas ante lo inexplicable salen y me salvan de una catástrofe interior: Es un objeto volador no identificado por mi.

Cerré la cortina y me fui a dormir como todo un maricón pero consecuente con mi ignorancia.

5.10.10

Generación Atari

Hace 2 días jugué por primera vez en un Play Station 3. El juego elegido: Fifa Soccer 11. El referente más cercano que tenía de un juego de futbol de consola era el “Goal” de Nintendo. En ese juego tenias las flechas para desplazarte por el campo (adelante, atrás, derecha, izquierda) y 2 botones para patear la pelota o pasarla a otro jugador. Mi cerebro estaba calibrado con esos comandos. 4 flechas y 2 botones operados por mis 2 pulgares. Pero ahora la cosa es diferente. Me encuentro con un control “ergonómico” como si fuera el timón de una nave. En vez de flechas hay una especia de joystick para el pulgar izquierdo, 4 botones para el pulgar derecho, y por si fuera poco 4 botones más para ser operados por sendos pulgares. Toda esta información entró a mi cerebro como un rayo, y a mi 286 le tomó un tiempo procesarla. Mi primo, que es nativo, trataba de explicarme pausadamente para que servía cada botón, y yo hacía un gran esfuerzo para retener toda esa información, era casi como estar sentado dando un examen de ingreso a la universidad. Si a esto le sumamos que ya estaba bastante sorprendido por los alucinantes gráficos del juego que parecían casi como estar viendo un partido de futbol en televisión. La cantidad de opciones que te ofrece el juego es impresionante, los distintos equipos con sus jugadores reales, la formación del equipo, tácticas, cambios, camisetas, árbitros, los diversos estadios donde puedes jugar (los cuales son fieles a la realidad), poder escoger la pelota (desde la primera de cuero hasta la Jabulani), las camisetas (la principal más las de reserva), los comentaristas (inglés, castellano, francés), y un sinfín más de opciones, que para cuando íbamos a empezar a jugar ya me había olvidado para que servía cada botón. Con un poco de vergüenza tuve que convencer a mi primo para que me vuelva a explicar todo desde el principio. Con círculo la pasas y con cuadrado pateas, me decía. Yo flipaba. Ya le agarraré el truco jugando, pensaba yo. Así que comenzamos la “pichanga”. Obviamente yo jugaba con el Barza y todos sus titulares. Con un dedo trataba de mover a los jugadores y con el circulo trataba de circular la pelota (valga la redundancia). Al principio era muy difícil pero poco a poco fui agarrando ritmo. Mientras trataba de jugar me iba acordando de todas las indicaciones que mi primo me había repetido ya varias veces. El problema era que me acordaba de una y se me olvidaba otra, entonces apretaba un botón y soltaba otro botón haciendo un enredo total. Me sentía mismo el chavo del ocho aprendiendo a tocar guitarra con el profesor Jirafales. Después de un buen rato y algunos partidos a cuestas me doy con la sorpresa de que el control no tenía cable, era inalámbrico. Yo he estado acostumbrado toda mi vida a que el control este unido a la consola con un cable, y este era parte del movimiento que uno realizaba, pero en este caso todo era diferente, sin embargo mis movimientos eran como si tuviera cable. Algo así como el síndrome del miembro fantasma que sufren las personas amputadas, yo sufría el síndrome del cable fantasma, sentía que estaba allí pero en realidad no lo estaba. Otra cosa más a la que acostumbrarme. Ya mejor ni hablo de quela consola tiene Wi-Fi para conectarse con jugadores en otras partes del mundo (dentro de su propio social network) y así poder jugar partidos en línea con tus amigos sin necesidad de estar en la misma habitación. Todo esto fue realmente una experiencia digna de análisis de cualquier curso universitario de psicología en las nuevas tecnologías o algo por el estilo. Yo que nací con el Atari jugando Pong (el primer videojuego), quemándome las pestañas con Pacman, Don King Kong y Frogger. Usando un joystick con 1 puto botón. Luego crecí con un Nintendo que hasta el día de hoy conservo en perfectas condiciones. Cada vez que puedo o que la ocasión lo amerita, rememoro mi infancia echando unas pantallas de cualquier Mario (Dr. Mario es mi favorito), Tetriz, Zelda o Duck Hunt. Todo esto bastante obsoleto a lado de este vendito PS3 y su FIfa 2011, aunque la onda vintage del Nintendo y los recuerdos del pasado hacen que todavía sea vigente. De hecho pienso seguir practicando con el PS3 para lograr incorporar a mi cerebro los nuevos comandos y así no quedarme desactualizado como Enrique el antiguo. No sé si llegue a ser tan bueno como lo fui alguna vez en Dr. Mario o Pacman, pero si espero aunque sea poder llegar incorporar mecánicamente todos los nuevos comandos hasta que no tenga que pensar más y mi juego fluya alegremente. Lo que si tengo claro es que entre todas las vidas yo escojo la del pirata cojo, con pata de palo, con parche en el ojo y con cara de malo. Larga vida al Atari!

30.9.10

Epifanía

25.9.10

Wittgenstein

Uno escucha el término ¨filosofía¨ y automaticamente la mente nos lleva a ciertos nombres célebres. Aparecen los míticos griegos Sócrates, Platón y Aristóteles. Luego saltamos a las figuritas de la filosofía medieval como lo son Maimónides, Avicena y Tomás de Aquino. Despúes un paso más hacia la filosofía moderna donde ubicamos a varios conocidos como Descartes, Pascal, Hobbes, Spinoza y Berkeley en el sXVII. Los Ilustrados del sXVII Diderot, Voltaire, Rosseaus y el gran Kant. Unos pasos más hacia la llamada filosofía contemporanea y nos topamos con Hegel, Marx y Engels. Y ya un paso más cerca a nuestra vida en el tercer milenio encontramos a Kierkegaard, Sartre, Jaspers, Freud, Nietzche, Heidegger, Popper y Russell.

Bueno, y te preguntarás cual es el objetivo (además de regodearme por mi buena memoria) de este listado de ilustres...
En realidad era un simple ejercicio para comentar algo sobre el filósofo más importante del siglo XX, y que adrede, excluí de la lista previa.

Ludwig Wittgenstein un genio y un tirano. Su bíografía es casi tan interesante como su obra (un solo libro publicado en vida y un par póstumos). Aquí un salpicado para que notes a que me refiero:
- Nacido en 1889 en Viena en una de las familias más ricas e influyentes del entonces imperio Austro-Húngaro (riqueza comparable a la de los Rotschild).
- De descendencia judia (tres de sus cuatro abuelos lo fueron) pero por el creciente antisemitismo de la época en Europa fue criado como Protestante.
- Padre autoritario y obsesivo. Madre sumisa y casi patologicamente obsesionada con la música .En sus múltiples reuniones sociales se podía ver y oir en uno de los siete pianos de cola de la mansión, a Bramhs ó Mahler (amigos de la familia).
- Tres de sus cuatro hermanos varones se suicidaron. Las ideas y tendencias suicidas de Ludwig fueron una constante durante toda su vida.
- Desde niño mostró una total irreverencia y espíritu crítico ante las ideas preconcebidas.
- Estudió en el mismo colegio que Adolph Hitler. Incluso algunos autores señalan que ¨el niño judio¨ que Hitler menciona como uno de los precursores de su odio a los judios en ¨Mein Kampf¨  podría haber sido Ludwig.
- Aún en el colegio menciona haber perdido la fe. Se le hacía imposible creer en los conceptos judeo-cristianos.
- Se mudó a Berlin y luego a Manchester donde estudió Ingeniería mostrando un particular interés por la aeronaútica. Investigó por unos años en este campo, dejándola de lado tras obsesionarse con las Matemáticas.
- Se convirtió en el pupilo pródigo de Bertand Russell luego de acosar al ya famoso filósofo inglés por un periodo corto de tiempo. Russell confesó haber visto en el a un genio sin par, con el potencial de llegar al entendimiento del mundo con mayor profundidad que él mismo (Wittgeinstein luego renegó y menosprecio la obra de Russell).
- Ya en Cambridge se hizo conocida su homosexualidad a la vez que su soberbia e intolerancia. Misógino a más no poder.
- Se alejo irremediablemente de su familia.
- Aún estando rodeado con la crema innata de la filosofía europea decidió dejar su puesto en Cambridge para escaparse a un pueblito en Noruega donde alquiló un pequeño cuarto y escribió gran parte de su famoso ¨Tractatus Logico-Philosophicus¨.
- Luchó en la I Guerra Mundial ganando múltiples medallas al valor.
- El desprecio al común de la gente (y casi todos los filósofos) le generaban impulsos suicidas contstantes. Se sentía miserable sabiendo que lo único que hacia era escribir y enseñar filosofía (disciplina, según él, totalmente inutil). Por ese motivo trabajaría como empleado en un hospital (durante la II Guerra Mundial)  y antes como profesor de primaria.
- Fue célebre por causar la muerte de un pequeño niño luego de aplicar uno de sus castigos físicos que comúnmente utilizaba.
- Trabajó luego como arquitecto (la famosa Haus Wittgeinstein en Vienna).
- Por su origen judio fue arrestado por la alemania Nazi y solo se salvó de los campos de exterminio gracias a la influencia de su familia quien le consiguió la nacionalidad Inglesa.
- Vivió sus últimos años como profesor en Cambridge siendo constante mótivo de riñas y disputas por su extravagancia y sus constantes críticas a sus colegas y alumnos.
- Tuvo un par más de relaciones con otros hombres pero algunos afirman que no pasaron de ser amores platónicos.
- Murió a los 62 años por un cáncer de próstata en cambridge.

Este tipo, el más grande filósofo del siglo XX, tuvo una convulsionada vida y una personalidad extravagante hasta el final de sus días. Así son los genios.

 Su obra la trataré de resumir en otro post, ya que si conocés al menos las mitad de nombres que enumeré en el inicio de este post, tienes que conocer al gran Ludig Wittgenstein.


Margaret, hermana de Ludwig, en el día de su boda, retratada por Klimt

20.9.10

El Conductor

Si ya te cansaste de escucharlo a Bayly apoyando repetitiva y caprichosamente a la tía Villarán, si no entiendes porque estás viendo en canal 11 a Aldo Morzán (no estaba muerto, andaba de parranda...) entrevistando a Morfeo, si ya viste por 8va vez el mismo capítulo de Friends, si te quedaste pegado viendo un programa de cocina que no entiendes porque existe llamado "Sale Caliente" (en serio, la ministra de la mujer debería denunciarlo al Indecopi porque es humillante y afecta el autoestima de los cocineros peruanos), o tal vez te diste por vencido y sucumbiste en las polleras de amanecer andino. Hey Tu! joven peruano, futuro militar, si tienes entre 17 y 19 años tienes 18 años. Hey tu!, corre saca a tu chico y ponte a bailar. Si, te hablo a ti, que puedes dedicarle unos minutos a ver un video, y apuesto doble contra sencillo que será mucho más productivo que cualquiera de las ondas electromagnéticas que han entrado por tus ojos en las últimas horas. Para ti que te las das de erudito bastardo, también puedes ver este video. Y para todos los demás que no entren en ninguna de las categorías mencionadas, si quieren también pueden dedicar su tiempo a ver lo que les propongo. En el peor de los casos, en los próximos 20 minutos de tu vida, verás a un director de orquesta describir y analizar distintos estilos de otros directores de orquesta. Pero si abres un poquito más los ojos, la mente y el alma (tu pides mucho...) verás algo mucho más profundo, e incluso si eres realmente inquieto, podrás aplicarlo en tu ámbito laboral, social y también personal.

Sin más los dejo con el gran Maestro Itay Talgam!


14.9.10

Equinoccio

Con los años llega la sabiduría... pero nadie me dijo cuantos años eran los que tenía que esperarla. Pero en todo caso yo corro más rápido. Por lo tanto, y después de bastante tiempo, dando muestra de una mala onda e intolerancia sin parangón, recurriré a mis quejumbrosas andanzas que aparecen cada 76 días en simultaneo con la Aurora Boreal (visible en Nuuk).
En estos días he desarrollado una intransigencia terrible, de la cual me avergüenzo (a veces) por uno que otro detalle que a continuación, para su deleite y resentimiento, enumero.
No soporto a:
- Los pelotudos/as que tocan la bocina. Meteté la bocina -y si entra el timón- a tu castillo de Greyskull.
- Los putos carteles de propaganda política que hacen ver a un mercado del centro de Karachi como el palacio de Versalles en comparación con Lima.
- Los tarados/as que se apasionan diciendo que son de izquierda ó de derecha cuando tienen que usar reloj para saber que mano es cual.
- Los babosos/as que van a votar por Susana.
- Los babosos/as que van a votar por Lourdes.
- Los babosos/as que obligan a la gente a votar.
- Cipriani, Aldo M., los que odian a Aldo M, Augusto Alvarez R., Keiko, Ollanta, Castañeda, Toledo, Alan, Fidel, el Che, Chavez, Evo, Bush, Netanyahu y a Cachay.
- Gisela y sus disfuerzos asquerosos (tuve la mala suerte de ver el Sábado su programa).

Nota aparte para los peores de todos; los badulaques, los bucéfalos, los cretinos, los subnormales. Sí! esos que meten a una licuadora títulos de libros de filosofía, astrología, superchería, religión oriental (Budismo ya no está in... ojo), esoterismo y lo licuan en HI por 20 minutos, y que luego lo sazonan con algo de especias místicas y lo sirven en un plato de parapsicología (si es numerología mejor - reflexología y todo lo que parezca espiritual también sirve) para que con un orgullo poco antes visto ¨nos hagan el favor de ofrecernos el manjar iluminado¨  sabiendo que no faltarán incautos con alguna carencia que los adopte como Gurú..

Creo que por ahora es todo. Y perdón si alguien se ha sentido agredido por mis miserables lamentaciones. No eres tú, soy yo.

11.9.10

Nuuk

Groenlandia, territorio autónomo de la monarquía Danesa. Un pedazo inmenso de tierra cubierta en su mayoría por hielo. Tiene aproximadamente 60,000 habitantes, digamos la capacidad de las tribunas del Monumental (menos que todo San Isidro). Aproximadamente la cuarta parte de ellos vive en su capital Nuuk, digamos la capacidad del estadio del Muni en chorrillos. Esta ciudad, ubicada a tan sólo 240km del polo norte, cuenta con: una emisora de radio, un hospital, una universidad (la cual lleva el original nombre de “Universidad de Groenlandia” y tiene 150 estudiantes repartidos en sus 4 facultades), un aeropuerto (base de la línea aérea “Air Greenland” obviamente), y además cuenta con varias instalaciones de investigación científica. Las principales actividades económicas de la “isla” son la pesca, el procesado de pescado, la caza y la cría de renos. Nuuk se encuentra en la tundra, por lo que presenta un clima bastante fresco. En verano disfrutan de una cálida temperatura de 9°C mientras que en invierno baja hasta -10°C. Para los turistas despistados que gusten darse una vuelta por esta encantadora capital, pueden organizar excitantes caminatas por sus montañas y glaciares. También pueden hacer excursiones de pesca o para observar ballenas. Si son amantes del deporte podrían escoger entre jugar golf o esquiar, la decisión está en sus manos. Los amantes de las aves también pueden agarrar sus binoculares y sentarse pérfidos para contemplar algunos pájaros que han logrado adaptarse a la condiciones más extremas de la naturaleza. Otro atractivo de la ciudad es su arquitectura, con un énfasis en el colorido de sus casas, esto para contrapesar el duro clima que deben soportar y darle algo de alegría a sus vidas. La ciudad es sede de uno de los festivales más importantes de la región, se trata del Festival Anual de Esculturas de Nieve, al cual asisten también participantes extranjeros. La vida nocturna de la ciudad es bastante peculiar, el único bar ubicado en el puerto es atendido por una morsa y dos focas. Si te quieres tomar una chela le tienes que dejar dos anchovetas de propina. Pero en rasgos generales es una ciudad calma. El índice de criminalidad es reducido, aunque en los últimos años se ha registrado un incremento en el robo de grasa de ballena. La policía dice tener ya identificados a 5 sospechosos. La sociedad es poco religiosa aunque si guardan cierta reverencia por el dios Thor. Aunque su mayor devoción es para el Erick el Rojo, a cuya estatua acuden todos los jueves por la mañana para rendirle su respeto. El Vikingo habitó la zona desde finales de siglo X. El mayor problema que se registra es la endogamia y el escaso porcentaje de inmigrantes, lo que ha conducido a un serio problema de salud pública al haberse debilitado la genética de los pobladores. Sin duda se forja un carácter muy peculiar al vivir en tales condiciones de aislamiento y sometidos a las inclemencias del clima. Su extensión de dominio es “.gl” aunque la mayoría de las paginas con esa extensión provienen de España (estos gallegos) y tal solo el 3% son realmente groenlandesas.

*Este post ha llegado a ustedes gracias al incondicional apoyo del departamento de turismo del ayuntamiento septentrional de Nuuk.


7.9.10

Diálogo

- ¿Oye, tú crees que se pueda?
- Supongo que si, nunca escuché que estuviera prohibido.
- Ni yo tampoco. ¿Pero que pasa si  realmente está prohibido, pero nosotros no lo sabemos?
- Me parecería raro... después de tanto tiempo ya nos habriamos enterado...
- Puede ser. Pero, ¿y si no? Por ejemplo yo no sabia que estaba prohibido comernos a los de nuestra gente. Nunca lo hice, pero no sabía que estaba formalmente prohibido.
- Sentido común amigo... yo creo que el sentido común es la que rige todas nuestras prohibiciones.
- Ya bueno, puede ser... ¿Pero que mierda es eso de ¨sentido común¨?
- ¡¿Como que no sabes que es el sentido común?! El sentido común es justamente eso, el sentido común pues... Osea, como te explico... Por ejemplo cuando no haces algo porque algo te dice que está mal.
- Entonces es algo así como la conciencia. ¿No?
- Bueno, si, mas o menos. Pero la conciencia en realidad es algo que te juzga dentro de ti mismo. El sentido común es lo que te hace actuar como actuaría la mayoría de nosotros.
- Ya. Creo que voy a entendiendo. El sentido común es como el molde en que nos colocan para vivir en sociedad y la conciencia es la propia jueza que todos tenemos dentro, que nos hace reflexionar y actuar corrigiendo nuestras faltas.
- Hmmm... Creo que el sentido común no se aprende. O al menos eso me dijeron una vez.
- ¿Y la conciencia tampoco actua por aprendizaje?
- Pues creo que tampoco....
- ¿Entonces como uno sabe que está bien y que está mal? ¿Si a uno le enseñaran eso sería mucho más fácil no crees?
- Supongo que si.
- ¡¿Entonces como pretenden que sepa si está permitido o no?! Ni que estuviera publicado en algún sitio la lista de acciones permitidas y no permitidas. Quiero ver un anuncio inmenso que diga de título: Sentido Común, donde me aclaren que coño es eso. Mientras tanto que se jodan todos, ya me canse de las estúpidas reglas que nos imponen pero que ni siquiera nos las explican. Estoy saturado de que me manden y no entender para que hago lo que hago. Desde hoy me cago en todos y haré lo que me venga en gana, no obedeceré órdenes ni respetaré a mi conciencia, porque no es mia. Es adulterada y prestada por todo el resto. Seré un ser sin conciencia ni sentido común, solo por el simple hecho que no se que mierda son esas cosas. Se acabó. Vamos.
- Este...oye... hmm... creo que mejor me quedo nomás, total ni siquiera me interesaba tanto comer esa mariquita.

Al día siguiente, la hormiga anarquista murió en la horca.

4.9.10

Cuatro de Septiembre

Mi profesor de educación física en mis épocas del colegio se llama Jaime Urteaga, o Choche, o Choche Jaime, o Profe Choche. También era conocido como el popular Chicho Mendoza de los Huachafos de Risas y Salsas, esto debido a su gran parecido con el actor cómico. Choche fue profesor de mi Mamá y hasta el día de hoy (15 años desde que salí del colegio) sigue enseñando allí. A decir verdad los años no pasan por Jaime, porque está igualito y su espíritu sigue igual de jovial que siempre. Recuerdo algunas frases célebres del profe como "manda fruta" o "saludos a la abuelita", él siempre las decía cada vez que no pasábamos la valla del salto alto o cada vez que pisábamos la tabla de salto largo. Una muy elegante forma de decirle a un niño que es una bestia en atletismo (nada que ver como el comercial, ja ja ja). Pero definitivamente una de las frases que más se me quedó grabada, y que Choche Jaime la repetía constantemente, ya sea al final de la clase o cuando nos saludábamos en los recreos era "4 de setiembre". Esto era en alusión a su cumpleaños, y lo hacía con la ilusión que siempre nos acordemos de su día con algún regalo, cosa que no era bien vista por la dirección del colegio dado el vinculo alumno-profesor. De todas maneras siempre alguien venia con algún presente para Choche, por lo general un perfume, eran sus favoritos. Eso no interfería de ninguna manera con la nota final del curso, porque igual la nota reflejaba tu grado de amistad con él más que tus aptitudes físicas, y siempre al bien tacuchi hijo del director le ponía 20 (por más de que le llegaba al pincho).

Choche, desde aquí un gran saludo por tu cumpleaños, que sean muchos más y un fuerte abrazo!

Cosa curiosa. Quien más cumple años el día de hoy? para ser exactos quien está celebrando su segundo año de existencia? Así es amigos, La Peluca suprema hizo su "debú" hace exactamente 2 años. Todo comenzó con una gran obertura que ha durado ininterrumpidamente hasta el día de hoy, y esperemos que dure mucho más. Obviamente esto sólo será posible con su fiel apoyo pelucas, que nos han venido acompañando día a día en esta aventura.

Muchas gracias a todos nuestros lectores y también a nuestros detractores, todos ustedes hacen de este modesto espacio la ventana perfecta para expresarnos.

Un mecha más por muchas mechas más! Aguante Peluca!