Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

13.5.09

Vinculare Humanum Est




Es bastante complejo definir qué es la religión. Existen varias definiciones y estoy seguro que como en todo, cada uno tiene la suya. Han hablado los sociólogos, los antropólogos, hasta los psicólogos. Sabemos también que opina Marx al respecto (Carlos y Groucho). Pero alguna vez un amigo músico me dio una aproximación al respecto que me gustó. En una tertulia de piscos, me dijo que la religión es lo que se produce de las relaciones entre las personas. Desde que dos o más personas se juntan a conversar, a departir, a tener temas en común, se está ejerciendo una religión. Y etimológicamente no estaba tan equivocado. Por más que el padre Gambeta diga que la palabra religión proviene de su raíz en latín “regla” (norma, ley), la mayoría coincide en que su origen viene de la palabra “religare”, re-ligar, re-amarrar.

Las relaciones humanas o vínculos (como prefiero llamarlas) son complejas (tanto o más como definir el termino religión). Sin embargo son esenciales para el desarrollo personal.

Desde antes de nacer ya comenzamos a conocer de vínculos. Primero con la madre y luego con la familia. Más adelante vendrán los amigos, las parejas. Además de todas las personas con las que nos podamos relacionar esporádicamente producto de nuestro desplazamiento por la vida.

Cada uno de estos vínculos es diferente y nos aportan a su vez cosas diferentes. A veces positivas, a veces negativas, pero siempre construyendo algo más grande dentro de nosotros.

También están del otro lado los ermitaños. Gente que carece de vínculos sociales, que se auto recluye, incapaz de relacionarse. O que tal vez no siente el deseo o la necesidad. Los narcisistas son personas difíciles de tratar. Se la pasan mirándose todo el tiempo, lo cual dificulta mucho vincularse con ellos, y ellos con el resto claro está.

De acá podríamos comenzar a pensar que para vincularse es necesaria cierta dosis de desprendimiento. Es un toma y daca. Una apertura al otro, pero a su vez para uno mismo.

Si hacemos un recorrido por nuestras relaciones personales, podríamos tener una aproximación bastante cercana a lo que somos.

Los vínculos sociales pueden ser un punto de partida que está más cerca de la meta de lo que creemos.

En el vínculo está la cura. Esta puede sonar una frase bastante categórica y estoy seguro que mis amigos psicoanalistas podrán ahondar ampliamente en el tema y corregirme si me equivoco, pero creo realmente que en la forma como manejamos nuestras relaciones personales, podemos encontrarnos, cuando menos, satisfechos.

Creo que cada vez me estoy convirtiendo en una persona más "religiosa" / Así Sea!


6 comentarios:

Julieta Abiusi dijo...

Minotauro, soy una persona que vive en funcion de sus vinculos. Cuando me preguntan en que creo, respondo que creo en las personas.
Me gusta la teoria musical (del amigo musico) pero no consigo dejar de ver la palabra religion como un conjunto de reglas. Para mi el ser humano tiene una necesidad absurda de creer en algo, de saber un nombre para todas las cosas, sobre todo una solucion que acalme nuestro egocentrismo de la posibilidad de que la vida sea esto y nada más. E infelizmente, como todo conjunto de reglas, se da a traves de una relacion de poder, donde uno dicta y otro repite en verso y reza.
Me encanto el sentimiento que expusiste en el blog pero creo que merece un nombre más lindo, uno que todavia no fue inventado.
Besos vinculados :o)

fiorella dijo...

un tema fascinante mino... creo que es muy importante lo que dices... fijarnos en nuestras relaciones para poder vernos a nosotros mismos.. yo creo que los demás son como espejos de uno mismo y son grandes opotunidades para vernos hacia dentro... con las relaciones uno aprende a conocerse tanto! pero mientras más lo haces más hay por conocer.
es lindo darse cuenta de eso y al ser conscientes hacer las mejoras respectivas. creo que finalmente de eso trata el amor. quizás esa sea la palabra correcta...

un abrazo fuerte y amoroso para todos!!!

p.d recuerden esto: "objects in the mirror are closer than they appear" (si tienes auto, lo podrás leer siempre)

Sebastian dijo...

mira con quien andas.... se lo lleva la corriente haha

Denise dijo...

Y opinan de los vinculos del siglo 21. Intenet, los blogs, los chats etc?
Cambia todo el concepto de vinculo me parece no?

mediorocheponerminombreauncomentancursi dijo...

Si no hubiera sido por internet no se hubiera creado este lindo vinculo de pelucas.

Sebastian dijo...

Haha pon tu nombre cursi amigo/a...

Esto del internet definitavemente cambia toda nocion convencional de vinculo. Son vinculos hasta cierto punto anonimos, muchas veces superficiales y a veces esto impide que se generen nuevas relaciones en la vida real. Se reemplaza los cybervinculos por las reales. hehe
bonito tema