Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

5.4.10

Porcophobia

Toda religión y culto mantiene ciertas costumbres y prohibiciones alimentarias. Ya sea evitar comer carne en semana santa por los cristianos, el respeto hindu por las vacas y el vegetarianismo budista. Pero pocas son tan intensas y definitorias como la aversión al cerdo por parte del judaísmo y el Islam.
Dentro de las prohibiciones en el judaísmo tambien se incluyen mariscos y en general cualquier animal de pezuña partida. El motivo de dicha prohibición en inicio se basaba en un concepto meramente sanitario; prevenir enfemerdades transmitidas por estos animales llamados ¨impuros¨.
Ahora bien; el chancho, cuando es confinado a espacios cerrados y hascinados recurre a alimentarse con lo que encuentre como último recurso, comportandose de una manera no muy agradable a la vista. Pero es plenamente sabido que el cerdo, criado en condiciones apropiadas, es de los animales más higienicos y ordenados, mostrando inclusive interacciones familiares bastante elaboradas y conductas sorprendentes. Eso sin contar que este personaje, un fetiche religioso, es uno de los mamiferos más inteligentes, con la inteligencia comparable a la de un delfín, según múltiples estudios.

Me resulta bastante inexplicable como un diseñador supremo pudo haber creado este mamífero con las facultades mencionadas y luego satanizarlo, convirtiendo pecado casi cualquier interacción con dicho animalito.
Algunas conductas son tan rídiculas como la propuesta que hace unos años sugirió un político musulman de prohibir la edición de ¨Los tres chanchitos¨ y ¨Porky¨, para evitar que los niños musulmanes concibieran una imagen simpática y cariñosa del chancho. Había que mantener al enemigo con cara de diablo.
Supongo que mucho de ustedes, audaces y sabilondos lectores, saben que el cerdo es un primo cercano de nuestra especie, compartiendo gran parte de su ADN con nosotros. Y muchos habrán oído que desde hace un tiempo ya, se hacen tranplantes de piel, válvulas cardíacas y riñones porcinos a humanos.

Tan así fué satanizado el pobre animal, que la costumbre española de comerse hasta las uñas del cerdo y ofrecerlo como signo de bienvenida al extranjero, proviene de la época de persecución a judíos y moros, que ante la oferta de dicho manjar se volvía innevitable el descubrimiento de su fe (herética) y esto aún ante la previa conversión del hereje (para evitar las torturas y la muerte). Un gesto de asco o desgano los llevaba directamente donde los dulces sacerdotes de la santa inquisición con sus métodos y utencilios llenos del mensaje de Jesucristo.

Este fetiche tan simple nos muestra como la religión y la superstición pueden alterar y distorsionar la percepción de la realidad en el mundo.
 Así que cuando se haga algo o se deje de hacer algo traten de saber porque lo hacen o lo dejan de hacer y no solo acatar los dogmas ¨porque si¨.

Y no saben lo que puede hacer el Minotauro con un cochinillo en sus manos...

18 comentarios:

Alessandra dijo...

a una amiga, que enseñaba música en un colegio judío, le prohibieron enseñar canciones que mencionaran chanchitos. ¿plop?

Alessandra dijo...

ah, porsiaca, el vegetarianismo no es obligatorio en el budismo.

El Tunche dijo...

Recontraplop!!
Y la susodicha es amiga de la casa jaja.

Alessandra me da curiosidad un poco el tema este del budismo y la dieta. Me darias un alcance??

un abrazo

Anónimo dijo...

Habría que leer un poco más para vertir la opinión del no al cerdo en las religiones judía y musulmana. No basta con decir que es un animal inteligente para comerlo. Ambas religiones en principio hacen prohibiciones utilizando la base de la salud. El cerdo al igual que otro animales con las pezuñas partidas, tienden a tener un metabolismo más débil y cuentan con menos defensas que otros mamíferos por lo que su organismo puede contraer enfermedades que a la larga afectan al ser humano. Asimismo imagínate un chanchito crudo bajo el sol durante unas cuantas horas, ¿se te pudre el chancho, no? pasa lo mismos con los mariscos que ambas religiones rechazan como parte de su dieta. Entonces no es que los judíos y musulmanes sean "tontos" o "retardados" y que los españoles sean más "avanzados", sino que el punto objetivo es y seguirá siendo por más que lo refutes: la salud.

El Tunche dijo...

No quedó claro mi post parece. Todo lo contrario; estas normas que buscan conservar la salud denotan un conocimiento avanzado por parte de estas culturas. No se de donde sacas que los judios y musulmanes son tontos o retardados y los españoles avanzados (yo no lo he dicho). Lo que trato de explicar es que dichas reglas alimentarias en nuestro tiempo no tienen ningun asidero ni sustento y han quedado en puro fetiche. Existen refrigeradoras y criaderos apropiados de dicho animal para su consumo sin riesgo de enfemerdad.

Algo parecido ocurre con la costumbre peruana de no comer ceviche de noche. Ahora no existe ninguna limitacion para poder conservar el pescado hasta la noche.

Las tradiciones religiosas cuando se basan en algo racional (como gran parte de las judias por ejemplo) deben actualizarse.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

De acuerdo en algunos puntos como la falta de actualización de ambas religiones.
Con respecto a comer pescado de noche en el Perú, te comento que las pescas se hacen de madrugada en mar adentro y que el pescado llega a los mercados al amanecer (horas en que las cevicherías se van de shopping) por lo que un pescado en la noche ya no sería tan fresco como el pescado en la madrugada. Ese es el entender del promedio del público peruano. En Ecuador, Panamá, Costa Rica y México se come ceviche de noche y para la muchos comer sushi de noche es un placer.
En conclusión, como podrás ver dudo que sean simples fetiches, mas bien diría que son costumbres por más absurdas que parezcan algunas.

El Tunche dijo...

Estamos de acuerdo. Son costumbres. Pero como te repito, el ejemplo del ceviche en el peru era justamente para eso, para que notes que son costumbres que en la actualidad no tienen sustento. ya muchos restarurantes sirven ceviche durante la noche.
Pero en el caso de la satanizacion del cerdo en el judaismo y el islam, el tema va mas alla que esta simple costumbre sanitaria que estamos de acuerdo ya no tienen sustento, sino que opinas del ejemplo que puse en el post de prohibir que a los niños les lean cuentos infantiles donde aparecen los chanchitos amistosos o el ejemplo de alessandra lineas arribas.
Eso es lo ridiculo.

Por lo demas estamos de acuerdo que son costumbres.

Anónimo dijo...

Prohibir leer los 3 chanchitos es retrogrado y absolutamente sin sustento al igual que cantar canciones infantiles utilizando animales prohibidos. Te cuento algo absolutamente irónico: los comerciantes árabes y judíos que venden calzado de vestir, utilizan cuero de cerdo para usarlo como forro del producto.

Tal vez el cerdo no es tan impuro al fin y al cabo ¿no?

El Minotauro dijo...

Amiga de la casa, ja ja ja suave Tunche que tocas fibra.

Con respecto al sebiche, y mas específicamente al pescado fresco, debo desilusionarlos informándoles que el pescado fresquito que se comen en su cevicheria favorita a la hora de almuerzo, tiene por lo menos 3 o 4 días de pescado, si no más. Claro que siempre bien conservadito en harto hielo y sin sus viseras.

El Tunche dijo...

jaja sorry Mino.

Si pues anonimo, eso apoya mi punto de que es tan solo un fetiche.

Como ves anonimo (mas bacan seria si tuvieses nombre) yo solo defiendo lo que a mi entender es racional de lo que es irracional.
Cada quien defiende lo que quiera.

Anónimo dijo...

creo que estas generalizando un poco.. si es verdad que hay gente que actua de esa forma con el chancho pero el porcentaje es minimo, por ejemplo mi propio papapa no me deja ponerme mi polo de pigs on the wing. lo que pasa es que hacen tanto ruido que parace que hablaran por la religion entera... el otro dia fui a comprarle un hueso a mi perra en la tienda de animales y solo vendian huesos de chancho (con un poco de carne y todo)... le pregunte al vendedor si la gente compraba eso (aca en israel) y me dijo que todos los religiosos les compran a sus perros los huesos de chancho. en la tora no hay ninguna prohibicion para eso ni dice "no les mencionaras a tus hijos la palabra chancho". ese porcentaje minimo de gente que exagera, si no lo hace con la religion lo haria con otra cosa....
Ariela

Vitaly dijo...

Siempre Insightful el tunche carajo.
totalmente de acuerdo.
en lineas generales, la prohibicion del cerdo en su momento seguro fue dada por temas de salubridad e higiene. Y eso, como decian antes, esta bien, prima la salud. ok.
Ahora, de esto hace miles de años, cuando comer cerdo era un riesgo, de que la carne este malograda, de que el cerdo se haya alimentado de porqueria toda su vida.
Totalmente de acuerdo con el tunche, nop or que hace 1000 años se hizo regla, hoy en dia debe seguir siendo regla, por que es regla desde hace mil años.
se entiende? actualizarse...
el que no se adapta, se extingue.

Hoy en dia, con los sistemas de crianza, metodos de alimentacion, refrigeracion.....
hace 1000 años era un riesgo comer cerdo, hoy en dia el cerdo es tu amigo.
el cerdo es tu pata, tu brother, no te va a hacer mal.
metele a una chuletita cholo, sin tapujos ni remordimientos.
disfrutela, y ore a su señor (si lo tiene) por poner ese bocado en su boca.

El Tunche dijo...

Bien Vita, ya extrañabamos por aquí el toque tecnico y el pase al callejón, bien a lo Lio.

Ariela: antes, felicitaciones por el matri!
De acuerdo con lo que dices, de hecho es una generalización que inclusive creo una identidad. A cuanta gente si le pregutnas que es lo que sabe del judaismo lo primero que te dicen es ¨que no comen chancho¨. Y siempre los estereotipos se forman por algo.
No los justifico pero ahi estan.
saludos

Alessandra dijo...

Ante todo me reí mucho con lo de nuestra amiga en común, aunque no conozca la identidad real del dueño de las fibras en cuestión, je

Sobre lo de la dieta. Practico meditación zen, y cuando he ido a retiros he estado a cargo de la cocina. La linda maestra, Jisen Oshiro, siempre nos ha pedido que hagamos opciones vegetarianas y carnívoras, para que cada uno comiera lo que le hiciera feliz.
Y en una ocasión fue muy clara al respecto. Al final de la meditación hay un momento en que tomamos un té con una galletita ("el último té") mientras se le hace preguntas o comentarios a quien esté dirigiendo la meditación. Una noche una señora, que iba por primera vez, dijo que imaginaba que un budista tenía que ser vegetariano. Cuando la maestra, Jisen, le dijo que no necesariamente, la señora se indignó. Jisen le explicó, muy tranquila, que hay lugares donde es muy difícil obtener suficientes proteínas no animales como para estar bien. Y que en todo caso de lo que se trata es de comer conscientemente, sea una lechuga o una hamburguesa, no tragártela pensando en cualquier otra cosa; reconocer que es vida que se está convirtiendo en vida dentro de ti.
Y contó que la última comida del Buda fue carne que le había llevado alguien; que el Buda prefirió comer la carne (aunque él ni pisaba los bichitos del suelo) antes que rechazar la ofrenda.

SM dijo...

Es curioso pero, si un judio come cerdo, trasgrede un precepto de la Tora, mientras que si come carne de pollo o res que no ha pasado por faenado ritual, puede llegar a trasgredir muchos mas. Algunas personas que se consideran "tradicionales" por no comer cerdo pero disfrutan de un rico sandwitch en cierto establecimiento que no viene al caso mencionar deberian verlo desde ese punto cuantitativo.

En lo personal creo que, en el judaismo, hay cosas que mas alla de cuestiones de salud (que son cosas paralelas), tienen que ver con disciplina. Hay cosas tan complicadas en la vida, donde el hombre tiene que tomar fuertes decisiones, muchas en contra de lo que quisiera hacer. Quizas el asunto del cerdo es apenas un juego para entrenarnos en esa capacidad. Por lo demas, no hay prohibicion siquiera de lucrar con el, me tinca que Di-s queria que nos llevesemos bien con los cerditos y llevaramos la fiesta en paz, sin mezclar negocios con placer.

El Tunche dijo...

Interesante tu punto SM.

Yo creo que en realidad las prohibicones alimentarias y la satanización del chanchito tienen bastante que ver con negocios.
Las matanzas rituales son una gran fuente de ingresos para nuestros amigos rabinos.

SAN dijo...

Pregunta de puro ignorante:

Los muslmanes tambien tienen las mismas prohibiciones alimenhtarias que los judios? osea, derivan de la misma norma?

El Tunche dijo...

Hola San.
Aquí todos somos ignorantes, pero la idea es intentar ser cada día menos.

Respondiendo a tu pregunta; en inicio creo que ambas prohibiciones se basan en un mismo concepto. Se utiliza en ambas religiones el término ¨impuro¨ que según entiendo describía en esos tiempos lo que los iniciadores de dichas costumbres observaban. Un animal que al ser consumido ocasionaba enfermedades. La cisticercosis en el caso del cerdo, intoxicaciones alimentarias por los mariscos descompuestos, ó algún otro parásito que abundan en ciertos mariscos.

Pero como toda costumbre, en inicio sanitaria, cuando pasa el tiempo y se convierte en dogma religioso, las explicaciones sobran y ocurre lo que pienso ocurrió con el chanchito. Fetiches religiosos y costumbres anacrónicas que no beneficia a nadie ni tiene sentido alguno.