Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

5.9.08

Opus Taurinus

Se habla mucho de mis orígenes, algunos dicen que los Nuñes del Prado me encontraron en uno de los calabozos de Acho, hay otras versiones que indican todo lo contrario, lo cierto es que estoy acá listo para salir del laberinto.
Un día caminando por Larco me encontré con El Tunche y descubrimos que teníamos un pasado en común: nos comíamos a la gente. También descubrimos que eramos hermanos gemelos de padre y madre diferentes. Ya que dejamos atrás esas costumbres gastronómicas decidimos juntarnos para hacer un poco de catarsis, y sacar a la luz temas ocultos, que no mucha gente suele comentar y que a muchos les incomoda escuchar.
Simpáticas palabras de obertura Tunche, me parece que has planteado una posición clara y enérgica frente a la ciudad que nos atonta. Veo con entusiasmo tu letra sarcástica y jocosa, pero trataré de guiarte por el camino de lo ecuánime, siendo esta una de mis grandes virtudes. No puedo negar que en muchas ocasiones me veré seducido por tu pendejada, la cual sabré manejar con cordura.
Es así pues que me encuentro listo para recibir a los huéspedes del laberinto, espero que se sientan a gusto (no tiene nada!!!) los que entran, y si logran salir, no regresen.
LISTO EL POLLO...





1 comentario:

Coqito dijo...

Me gusta la propuesta, espero con impaciencia !!