Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

28.11.08

Mentiras Piadosas

A mi que me digan la verdad. Aunque duela. Creo que es la mejor y más sensata manera de vivir la vida. Hay algunas personas que por no herir, o hacer sufrir a un ser querido prefieren mentir, ocultar o engañar sobre un hecho doloroso aunque real. Ante eso yo igual prefiero la verdad. No se puede tapar el sol con un dedo, finalmente todo se llega a saber y descubrir, y creo que mejor antes que después. Siento que se hace un gran daño cuando se toma una decisión así, y que en el fondo se esta decidiendo por terceros. No quiero entrar a cuestionar la parte moral, sino que me parece que la verdad, mas que un valor, es un derecho.

La verdad la tiene que determinar uno y no los demás. Es decir, yo debo decidir si quiero conocer la verdad, esa no debe ser una decisión de otros. Así mismo debería decidir si prefiero vivir cegado, a espaldas de la verdad, siendo respetado por aquellos que intenten lo contrario.

Pero mas que de la verdad me gustaría hablar un poco de la mentira, que es la otra cara de la moneda.

Se ha hablado mucho sobre la mentira. Que si es buena o mala, de que tamaño son sus patas, huevon el que se las cree, cuando mientas miente grande así te creen, una mentira lleva a otra mentira y así sucesivamente, fabulas, cuentos infantiles, códigos de honor, de ética, juramentos y hasta mandamientos.

Lo cierto es que convivimos diariamente con la mentira en diversas formas. Creo que en el Perú la mentira es algo cotidiano, hasta diría normal. La mentira llega a ser una herramienta de trabajo, e inclusive muchas veces la mentira no se llega a aceptar como tal.

Te lo tengo listo para el lunes. Ya te lo mando. Si jefe, ya te lo paso. Ese trabajito le va a salir 100 soles. Te deje un mensaje. Pase por tu casa. Ya te pague. Mentira pues!

Una mentira nos saca de apuros, pero porque no podemos decir la verdad. Asumir nuestra falta. Porque la necesidad de tener que esconderla o solaparla para quedar bien. Quedar bien frente a quien? Que se jodan todos, yo prefiero decir la verdad.
Hay muchas personas que tal vez piensan diferente, y les gusta que les mientan. Uy no, eso suena muy fuerte, no hay que llamarlas mentiras, mejor digamos que no decimos toda la verdad, o que doramos la píldora.

Frente a la mentira tampoco soy tan radical, a veces la puedo usar sin mayores remordimientos morales, pero no soy muy fan de hacerlo. Los que si me repelen son los mentirosos. Aquel que se cree sus mentiras, y que además se cree tan soberbio que te pueden mentir sistemática y descaradamente; esos que por favor no se me crucen por en frente.

Finalmente que es la verdad? Es absoluta? o a uds también les gusta hablar de la verdad como "mi" verdad o "tu" verdad. Como es entonces?

Para mi la verdad es como la realidad, y en especial el concepto de realidad de un grande:


«Mi relato será fiel a la realidad o, en todo caso, a mi recuerdo personal de la realidad, lo cual es lo mismo.» Jorge Luis Borges

9 comentarios:

El Tunche dijo...

Dice la definición: Mitomanía palabra que viene de mito y manía: mito (griego mitos: mite que es mentira) y manía (modismo, costumbre) entonces es la costumbre de decir mentiras.

Conocen alguno?? yo si....

Ojo, pestaña y ceja... dijo...

Yo conozco varios.
No me gustan que me mientan definitivamente, pero si creo que he tenido que mentir por X razones varias veces.
Mino, hay veces que si es necesaria la mentira piadosa, y mas si es para proteger al tercero. Tu me diras: "pero quien eres tu para proteger a ese tercero, que el se proteja solo".
Pues yo si he vivido casos en la vida, donde el tercero necesitaba mi proteccion, y la mentira en ese caso sirvio. Y hoy me hace sentir bien.
Yo dejo una pregunta en el aire:
Ocultar es igual que mentir?
Tunche o Mino, si no vamos a mentir, QUIEN ROMPIO LA CUERDA? jaja.
Abrazo a todos.

Denise dijo...

La mentira y la verdad son definicones inexactas. Depende del ojo del observador. O de los oidos en todo caso.
Mentir es necesario. Ojala no existiera la mentira.
BESO PELUCONES

fiorella dijo...

el tema de donde termina mi verdad y donde comienza la tuya es muy complejo...
yo creo que hay verdades indudablemente universales pero también creo que cada uno tiene su verdad por asi decirlo
pero definitivamente en lo que son sucesos, hechos, asuntos objetivables, el tratar de negarlos, hacer como que nunca pasó o que pasó cuando no pasó y mentir descaradamente es casi una enfermedad

otro tema, el peruano, el ser humano, nosé, se siente huevón por decir NOSÉ, NO NO LO TENGO PARA HOY, ME VOY A DEMORAR, ME OLVIDÉ... y prefiere mentir... lo cual es una tontería pero quizás refleja una inseguridad, una irresponsabilidad, una falta de consciencia, autocrítica y autoreconocimiento que al final si salieran a la luz con mas NOSÉ como respuesta sería de gran utilidad para un posterior bien común...
no basta con sentirse huevones... hay que hacer algo al respecto y asumir las verdades muchas veces dolorosas

buen tema a tratar mino!
saludossss

Anónimo dijo...

Mienteme pero casi sin mentir...
Y si me mientes, mienteme suavecito, que ni me de cuenta.
Y si la mentira debe ser grande, hazlo rapido y sin pestañear que si te delatas no te perdono.
Y si te delatas, y te llego a perdonar, nunca lo olvidare. Y si nunca lo olvido... te mentire sin titubear.

Sebastian dijo...

Mentir es vital, como respirar. El que no miente es un mentiroso porque no existe.
La mentira existe, pero la verdad no.
No es contradictorio aunque lo suene. piensenlo.

saludosssssssss para todos

Juan Represion dijo...

Y donde estan las mentirosas, que por atras parecen unos cuerazos pero se voltean y dan miedo...

triana dijo...

Creo que amerita una clasificación:

Mentiras piadosas:
No se preocupe señora, a su esposo le quedan muuuchos años de vida. (el vecino a la candidata fija a viuda).

Mentiras de cortesía:
Ay, darling, me dices que vienes del salón de belleza?, claaaro, si ese nuevo look te queda de maravilla!! (real pensamiento de la amiga: parece que el salón de belleza estuvo cerrado, parece una marciana!!).

Mentiras universales:
Sí hermanito, no te preocupes! mañana a primera hora te devuelvo el préstamo. (real pensamiento del pseudo amigo: espera sentado nomás).

Mentiras conyugales:
Vine tarde mi amor porque tenía una junta. (claaro, la junta de ombligos del finde con la de turno).

Y existen las mentiras verdaderas y verdades mentirosas también.

Fuente: "Tratado sobre la mentira" - por Triana..:p

Abrazos peluquitas

Mariana dijo...

Yo creo que del tratado sobre la mentira de la afamada Triana la uqe mas suelo utilizar es la mentira de cortesia. A menos que sea muy amiga mia la piba. En ese caso le diria toda la verdad y nada mas que la verdad, maquilladita con alguna mentirilla.

saludos a todos y besos para vos ingrato protagonista de mis sueños... ;)