Iluso él, perdió la fuente de su poder sobrehumano, la peluca. Dalila un día la cambió por un cartón de cigarros, y así llego a nuestras manos, previa coima de ley. Yo (aka El Tunche) y mi hermano gemelo de distinta madre y padre (aka El Minotauro), contamos con la pelucadesansón, la cual nos adjudica el poder y derecho divino de criticar, joder y pastrulear a quemarropa. Tú! ven y hazte acreedor de alguna mecha de la peluca, poder infinito de opinar y divagar libremente. NO LO LEASSSSS

5.6.09

Cronopio Parrillada

Tienes que comenzar por las brasas.

Escoger un buen carbón. Algarrobo. Una buena leña, bien seca, bien dura.

Si no sabes hacer fuego con palitos usa un fósforo o un encendedor. Papel o ramas secas. Nunca, escucha bien, nunca, pero nunca, que te quede eso bien claro (¿escuchaste?), nunca uses químicos. Gasolina, bencina, kerosene, cera, JAMÁS.

Aprende a esperar. Disfruta la espera. El goce de toda parrillada, o asado como se le conoce también, está en la espera. Escucha las brasas hablar.

Si tienes pulgas en el culo anda y cómprate una pizza o mete tu carne al microondas.

Mientras esperas la brasa perfecta, esa radiante, naranja intenso, tierna con ligeros brotes cenizos, disfruta del olor de la tarde. El olor de la braza, del calor. Si ya tienes toda tu mise-en-place, ábrete una cerveza bien helada, o sírvete tu primera copa de un buen tinto.

No trates de apurar este proceso. La secadora de pelo es de tu mamá. El ventilador es de tu hermana. El periódico es de tu papá. El abanico es de tu abuela. A lo sumo agarra unas pinzas y trata de darle algo de orden a las brasas, pero tampoco mucho. La naturaleza está trabajando, déjala tranquila.

Ya debes estar terminando tu segundo tinto.

Fuego bendito elemento. Nada más primitivo y elemental que el contacto directo. Sin mediadores. Sin conductores. Transferencia pura.

Entran las vedettes, emplumas todas ellas, lujuriosas, mirándose displicentes, se sienten lo máximo.

El fierro lo aguanta todo. Mi selección perfecta:

Provoleta. Chorizo, Morcilla, Mollejas. Espárragos, Berenjena, Champiñones, Alcachofas. Papa Amarilla. Camarones. Alitas glaseadas. Entraña, Ojo de Bife. Bondiola. Cordero al Asador. Piña y Platanitos.

Chimichurri. Aji.

Una buena ensalada con aliño campesino siempre acompaña bien.

Sigo con vino tinto o cerveza. También puede ser lambrusco o un Martini de pepino. Todo siempre bien frío.

El contexto cambia la experiencia. El campo o la ciudad. Una azotea o un patio interior. La playa. La calle. El garaje de tu centro de trabajo.

Lo que debe quedar claro es el motivo. No tengo nada en contra de celebrar con parrilladas, pero en ese caso estamos hablando de satisfacer otras necesidades. El motivo debe ser parrillar, si eso sirve para celebrar algo está bien. Ese motivo une, reúne, integra, divierte, entretiene, deleita, alegra. Importante mantener siempre ese espíritu y lograr la sintonía de todos los participantes. Como ya dije antes, si hay alguno que no quiere aprender a disfrutar de una buena parrillada, de un buen asadito, pues entonces que no interfiera con este evento mágico religioso.

Que placer llegar a Buenos Aires y oler en el aire esas brasitas que adornan la ciudad. No sabes bien si es el carbón o la grasa lo que huele. Es como el soundtrak olfativo de la ciudad. Tanto así que si se está incendiando la cocina de tu vecino no te das cuenta hasta que llegan los bomberos, porque para ti, no era más que otro asadito.

10 comentarios:

triana dijo...

Casi que percibo los aromas, de la mano me has llevado, Mino.

Saludos, pelucas

Yoparrillo dijo...

De acuerdo en practicamente todo Minotauro.
Lo que mas me hinca los huevos es cuando llega la gente a apurar x su chori y mas aun por su carne!!!!... no se dan la mas puta cuenta q hay q disfrutar lentamente!

Otra cosa que detesto es que todos se creen que deben aportar removiendo a 5 manos los carbones y pero aun, dandole vueltas a los choris!.... el parrillero es duenho de su espacio carajo!... no metas la mano si no te piden ayuda querido invitado. Si quieres colaborar, chupate una chela o tu copa de vino y espera tranquilo el siguiente corte!

fiore dijo...

que exito que hay gente como mino y "yoparrillo" que se encargan de parrillar mientras los demás tomamos unos cuantos vinitos! jejeje

p.d estoy saboreando esas alitas glaseadas... que riiiico puesss!!!

DENISE dijo...

Que agresivo contra los que no sabemos y queremos ayudar/aprender!!!!!!!!!!!!!

hehe

rico, ya me provoco, pero Mino si alguna vez hacemos una parrilla no me vayas a clavar el trinche pues! (Sono medio erotico hehe)
besos pa todos

triana dijo...

A las brasas con Denise!...suena muy sugestivo, no?.

Yoparrillo, he ahí los típicos especímenes cronopios.

Salute

·M· dijo...

Hace un tiempo leí por ahí que una de las cosas que diferencia al ser humano de los animales y los demás seres, además del habla y la "razón", es precisamente el uso que le damos al fuego.

Se abre el apetito con ésas palabras!

Saludos!

El Minotauro dijo...

Aprovecho el tema para recomendarles un buen lugar por barranco, a 2 cuadras de la plaza Butters. "La Doceava" (antes la onceava). Buena causa, boliyucas con langostinos y huancaina, y un arroz de dos conchas (abanico y negras) BUENAZO. Al parecer es un lugar conocido pero yo era la primera vez que iba.

Mariana dijo...

Como buena argentina....no me gustan mucho los asados..
ME gusta un buen bife pero no me gusta que se comen hasta las uñas del pobre animal. Pero me tento leerte, mañana bife di o si.
saludos pelucas

Julieta Abiusi dijo...

Te venis a Buenos Aires para quedarte, Mino?

El Minotauro dijo...

No Julieta, no estoy en Buenos Aires, simplemente un recuerdo traido al presente. Pero quien sabe caiga por alli en algun momento cercano, ganas no me faltan.